Maggie Alarcón

Posts Tagged ‘Cuba’

Menos voces en BBC Mundo.

In Politics on March 28, 2014 at 2:54 pm

 

 

Me llamó la atención que en la entrada del Sr. Hernando Álvarez de la BBC http://www.bbc.co.uk/mundo/blogs/2014/03/140328_blog_cartas_desde_cuba_nuevas_voces.shtml no hubiera comentario alguno e intenté enviar uno.

Más abajo verán el comentario que intenté publicar en el sitio de BBC Mundo.

No hay forma que lo publiquen. Al parecer, quieren más voces desde Cuba pero en la BBC no quieren oír más que sus propias memeces.

 

“Me van a tener que disculpar los directivos de la BBC y con el mayor respeto, no entiendo. Cómo el Sr. Álvarez nos cuenta que con Cartas desde Cuba, “Hubo polémica, debates y muchos comentarios a favor y en contra. Es decir, un éxito” para luego decirnos, “Queremos escuchar voces críticas de la revolución que no encuentran espacio en los medios cubanos, pero también a aquellas que apoyan el proceso y de jóvenes que sueñan con mejorar el sistema desde dentro.”

Cartas desde Cuba precisamente se plasma como un éxito gracias a que a través de la buena redacción, una que fue siempre, directa, precisa y oportuna, se logró establecer un dialogo a partir de los comentarios, entre todos; individuos a favor de la Revolución Cubana a ultranza, aquellos que la desprecian visceralmente y los que conforman esa inmensa gama de grises en el medio, todos, participaban. Me parece que lo que BBC Mundo no nos está diciendo es que el problema no es con el contenido de Cartas… el problema es con el creador.

Y si quieren,  considérenme creyente en las teorías de la conspiración, pero me resulta muy interesante que el “fin” de Cartas se produzca justo después de que BBC se negara a publicar la entrada EEUU y la paja en el ojo ajeno | http://cartasdesdecuba.com/eeuu-y-la-paja-en-el-ojo-ajeno/ Un escrito donde el autor, arremete contra la doble moral del gobierno de los Estados Unidos respecto al tema de los derechos humanos y hace referencia al caso de los Cinco Agentes cubanos encarcelados en esa misma nación. Es realmente lamentable que la BBC haya caído tan bajo y le brinden tan poco respeto a sus lectores.

Señores míos, no hay peor ciego que el que no quiere ver, mantuvieron a Ravsberg mientras tocaba temas “políticamente correctos” para los intereses allende los mares, en cuanto mencionó algo que no gustó, se acabó la fiesta.

Verdaderamente lamentable. y con los documentales tan buenos que hacen, …  di tu!”

The US and the speck in your neighbor’s eye

In Cuban 5, Politics, US on March 14, 2014 at 2:32 pm

 

By Fernando Ravsberg

Originally published in Spanish in Cartas desde Cuba 

 

Cuban-American congresswoman,  Ileana Ros-Lehtinen (R-FL), surprised many by recently questioning the US justice system when she said it was “extremely disappointing” that the courts had freed one of the 5 Cuban agents, after serving his sentence.

She doesn’t explain what else they could have done, maybe an alternative would have been to send him off to the US Military Base in Guantanamo Bay, where he would have had no legal rights or lawyers to reclaim him, nor would he have been subject to a judicial process..

But it would have been diplomatically incorrect to have done so on the same week that Washington was publishing their list of nations that violate human rights. Every year it highlights the name of Cuba, without mentioning Guantanamo, although that is where the largest number of political prisoners on the island is concentrated.

Secretary of State Kerry didn’t say anything either in spite of the fact that his President opposes the existence of that prison camp and promised to close it down during his first year in office, a time frame long overdue.

The violation of human rights by some does not justify that others do the same. It is absurd that the nation which possesses the most infamous prison in the world, due to the lack of rights offered those detained there, write up a list of violators world wide and not include itself.

But wait, there is more. Beijing also published a report on human rights where the US does appear,  accused of “having perpetrated 376 drone attacks in Pakistan and Yemen, killing 929 people, most of whom were civilians, various children among them.”

It is always easier to see the speck in your neighbor’s eye than the log in your own or in the eyes of “friends”. Thus the governments most vehemently denounced in the US report happen to be “enemies” of Washington, while the human rights violators that are “friends” are barely mentioned.

It wasn’t by coincidence that it was in the US where they said that you can protect an “SOB” as long as he’s “our SOB.” The statement is the best example of a double standard used by the international community and a disservice to the struggle for human rights the world over.

Now things are getting more complicated because the Russian Defense Minister announced that his country is negotiating with Cuba the possibility of establishing Russian military bases on the island. In case anyone has any doubts that they are serious, the next day a Russian navy warship anchored in Havana harbor.

The  students of the University of Computer Sciences (UCI) must be trembling. What if the Russians were  to reclaim their teaching facilities? The current site where the school of higher education resides was previously the Soviet base known as Lourdes, used for  spying on US communications.

It will be difficult for Washington to protest a Russian military presence in Cuba when they maintain a base on the island and subject the rest of the world to illegal eavesdropping, including its European and Latin American allies.

Things have gone so far that the EU and Brazil have agreed to lay a submarine telephone cable between the two continents one which the US will not have access to, and thus avoid the temptation of spying on the official communications of other nations.

Some analysts wonder whether the world will return to a new “Cold War” and nobody knows how all this will be framed within the efforts of the Community of Latin American and Caribbean States, CELAC, to turn the region into a “Peace Zone.”

Latin America has been free of nuclear weapons for a long time. This year, at the CELAC summit, it decided that all disputes must be resolved peacefully and in the future may well close foreign military bases to avoid getting involved in other nation´s conflicts.

In Cuba´s case, if Washington were to agree to return the Guantanamo Naval Base it would then have the moral authority needed to demand that Havana not allow the installation of military units of other countries on its territory.

This would then be tantamount to a dream come true for two presidents. It would put an end to the military occupation of Guantanamo, a constant  demand made by Raul Castro, and Barack Obama would fulfill his promise of eliminating the prison that has brought the United States so much criticism.

 

Note: AjiacoMix regrets that this past Thursday marks the first time in seven years that a post from  Cartas desde Cuba does not appear on the BBC site.

Political faux pas or was something lost in translation? …

My grandson in the Protest of the Thirteen (*)

In Education, History on March 11, 2014 at 12:05 pm

By Ricardo Alarcón de Quesada 

Originally published in Spanish for  Cubarte

We spent most of the afternoon watching the sparrows and talking about neocolonial Cuba. “What was young people’s life like then, what were they like?” He would stop playing to ask me over and over again. “Where were you and what were you doing when you met Fidel?”

That’s my grandson, who’s eager to know about Cuba back when his grandfather was his age. In my answers I tried to explain to him what Cuba had been like under [the tyrant Fulgencio] Batista . I think I noticed a certain disappointment on his face when I told him that [president Gerardo] Machado’s regime had come to an end before I was born. As the last of the hummingbirds were flying away and we were going into the house, we talked a little about [Cuban poet, writer and revolutionary leader Rubén Martínez] Villena’s immortal phrase.

The following day I attended “Un paseo por la Historia” [A walk through history]0) at the UIE Elementary School. It was one of those beautiful celebrations that give the word “participation” a real meaning beyond any rhetoric. Present there were all the children from preschool to sixth grade and their teachers –most of whom, not surprisingly, were female– as well as family members and local neighbors. The school building was used both as “dressing room” for the “artists” and to accommodate the audience around.

The students and teachers took over the street. We saw a parade of natives and slaves, mambí and rebel fighters (and their opponents) enacting historic events ranging from the“discovery” to the Cuban Five’s heroic deed. I saw my grandson with the other twelve“protesters”, voicing [president Machado’s nickname] “donkey with claws” and daring the“pro-Machado henchmen” to come out in the open.

It was a form of  Jerzy Grotowski´s “poor theater” , with few material resources. All that was needed was provided by the children, their families and teachers. It was above all, a labor of love and a testament to the enormous moral force that continues to animate countless anonymous educators willing to keep the legacy of Luz, Varela, Martí and so many others alive. Men and woman who throughout the years have known how to feed patriotism and plant the seeds of values in our smallest. Some there present that day lamented the lack of press coverage and one asked me to write something for Cubarte.

I had been to this place over half a century ago on many occasions, with colleagues from the FEU (Federation of University Students) and members of the UIE, (International Union of Students), all of us guided by Ernesto “Che” Guevara, doing voluntary work in the construction of a building where today you can feel Che´s presence, his revolutionary spirit, his authentic magistrate sustained always by example.

At the end of the ceremony we went inside the school, where I saw a comrade from my younger days. Several of his photographs accompany a text which summarizes the life of José Ramón Rodríguez López, whom we called “Ramoncito”, never mind that his strong body had been forged by physical exercise and sports. He was born and raised in Havana’s Vedado neighborhood, right where he was cowardly murdered by the Batista police,  not far from this school which remembers him so well. “Ramoncito” had yet to celebrate his 20th birthday. Had he not been killed on that distant August day, he too would have surely enjoyed –with his own grandchild– last Friday’s unforgettable tour of our history.

And yet, who is to say he wasn’t there? José Ramón, “Che” Guevara and many others came back to life that morning along side all those children whom they joined in song, dance and laughter. Because, as is written on a wall of the  school, children are the ones who know how to love, and love will always vanquish death.

 

 

(*) Manifesto drafted by Rubén Martínez Villena and a group of fellow Cuban intellectuals denouncing governmental corruption and triggered by the purchase of the Santa Clara Convent by then-president Alfredo Zayas for more than two million pesos.

A CubaNews translation. Edited by Walter Lippmann. With special thanks to Eileen Boruch-Balzan

And Then There Were Three

In Cuba/US, Cuban 5 on March 4, 2014 at 2:46 pm

 

By Tom Hayden

 

Fernando Gonzales became the second member of the Cuban Five to be repatriated to his homeland when he arrived at Havana’s Jose Marti airport on Friday. His prison term cut from nineteen to fifteen years, it was a long journey for Gonzales from a desert cell in Arizona to his release in Havana.

This was one deportation to celebrate.

Gonzales is fifty years old, and will join hands with Rene Gonzales, released last year, in advancing the campaign to free the remaining three.

The US government and media define the men as “spies” who belonged to a Cuban “Wasp network”, when the truth is far different and complicated. The five Cubans were not stealing US nuclear secrets, but monitoring live plots by US-supported Miami Cuban exiles to harass and attack the island. (For a recent authoritative account, see Stephen Kimber, What Lies Across the Water, 2013.)

Resolution of the Cuban Five matter is one of the impediments to overcome in normalizing US-Cuba relations after a fifty year hot-and-cold war. Behind the scenes, contacts and talks are developing. The Cubans are holding a US AID contractor, Alan Gross, convicted in 2011 of illegally smuggling advanced communications equipment into Cuba. His sentence runs through 2026.

There is reason to believe the US position is changing gradually. If so, releases of both Gross and the remaining Cuban Three could evolve on separate tracks as part of a mutual overall resolution of the US-Cuban conflict before President Obama leaves office and President Raul Castro retires.

 

Mi nieto en la protesta de los Trece

In Cuban 5, History on March 4, 2014 at 11:55 am

Ricardo Alarcón de Quesada

25 de febrero de 2014

Nos pasamos buena parte de la tarde mirando a los gorriones y hablando de la Neocolonia. ¿Cómo vivían entonces los jóvenes, cómo eran? Hacía un alto en su juego para interrogarme una y otra vez ¿Dónde tú estabas, qué hacías, cuándo conociste a Fidel?

Es mi nieto que quiere descubrir cómo era Cuba cuando su abuelo tenía su edad. Traté de explicarle lo que había sido el batistato respondiendo siempre a sus preguntas. Creí notar cierta frustración cuando le dije que el régimen de Machado había terminado cuando yo aun no había nacido. Algo conversamos sobre la imborrable frase de Villena mientras el último zunzún se perdía entre las ramas y entramos a la casa.

Al día siguiente asistí a “Un paseo por la Historia” en la Escuela Primaria UIE. Fue un acto hermoso de esos que dan veracidad al vocablo “participación” más allá de toda retórica. Participaron todos los niños y las niñas, desde los de preescolar hasta el sexto grado y también los maestros y las maestras (ellas, por supuesto, eran mayoría) y no faltaron tampoco los familiares ni los vecinos. El edificio de la Escuela sirvió como “camerino” para los “artistas” y para alojar al público en su exterior.

Los alumnos con sus maestros se hicieron dueños de la calle. Por allí desfilaron aborígenes y esclavos, mambises y rebeldes y también sus antagonistas, desde el “descubrimiento” hasta la heroica hazaña de los Cinco. Vi a mi nieto, junto a los otros doce “protestantes” y luego proclamando “Asno con garras” y desafiando en la calle a la “porra machadista”.

Fue una suerte de “teatro pobre” sin grandes recursos materiales. Todo lo necesario lo aportaron los niños, sus familiares y maestros. Fue sobre todo, una obra de amor y una prueba de la enorme fuerza moral que sigue animando a incontables educadores anónimos capaces de mantener viva la herencia de Luz, Varela y Martí y de tantos otros de nombre desconocido que, a lo largo de los tiempos, han sabido alimentar el patriotismo y sembrar valores en los más pequeños. Algunos de los presentes lamentaron que en el lugar no estuvieran representantes de la prensa y alguien incluso me pidió que hiciera esta nota para Cubarte.

A este lugar concurrí muchas veces hace más de medio siglo, con compañeros de la FEU y miembros de la Unión Internacional de Estudiantes, guiados por Ernesto Guevara, a hacer trabajo voluntario en la construcción de un edificio donde hoy se palpa la presencia del Che, su espíritu revolucionario, su auténtico magisterio fundado siempre en el ejemplo.

Concluido el acto pasamos al interior de la Escuela y me topé con un camarada de juventud. Varias fotos suyas acompañan un texto que resume la existencia de José Ramón Rodríguez López a quien solíamos llamar Ramoncito aunque su cuerpo estaba forjado en la práctica sistemática del ejercicio físico y el deporte. Nació y se crió en el Vedado. Y también en el Vedado, no lejos de esta Escuela que lo recuerda fue asesinado cobardemente por la policía batistiana. Ramoncito no tenía aun veinte años de edad. Si no lo hubiesen matado aquel día de un agosto ya lejano seguramente él habría disfrutado, también con su nieto, el pasado viernes, de un inolvidable paseo por nuestra historia.

Pero ¿quién dice que él no estuvo allí? José Ramón, el Che y muchos otros, volvieron a la vida aquella mañana de la mano de las niñas y los niños y con ellos cantaron, danzaron y rieron. Porque como está escrito en un muro de la Escuela los niños son los que saben querer, y el amor siempre vencerá a la muerte.

Action and Reaction

In Alan Gross, Cuba/US, Cuban 5, Politics on February 20, 2014 at 11:47 am

 

Margarita Alarcón Perea

Isaac Newton’s third law of motion states: “For every action there is an equal and opposite reaction.” This law is exemplified by what happens if we step off a boat onto the bank of a lake: as we move in the direction of the shore, the boat tends to move in the opposite direction (leaving us face down in the water, if we aren’t careful!).

Bashing yourself in the water aside, politics are also constantly affected by this third law.  In recent weeks , ever since the “handshake” during Nelson Mandela’s funeral services, one saw a constant flow of news on Cuba and the United States. Granted, the “handshake” was no more than a show of common courtesy, but the media took it up to mean so much more it grew to be hilarious. Other things did take special meaning in what could be deemed steps towards the much belated ending of hostilities between both nations.

The bilateral talks between Cuba and the United States. Judy Gross´s statements pleading to President Obama to find a solution taking “any steps necessary”, which include taking Cuba up on its longstanding offer to exchange Mr Gross for the remaining  Cuban Five imprisoned in the US. A bipartisan group of over 60 senators requesting the same regarding the case of Alan Gross. The recent poll taken by the Atlantic Council in Washington which shows an overwhelming majority in the US, including Florida favors normalizing relations with Cuba, putting an end to the embargo and freeing travel to and fro. Senator Bernie Sanders came down on a brief visit to meet with Alan Gross and later go to the Guantanamo prison camps. The Havana leg of the trip gave Sen. Sanders  the chance to speak to the press briefly where he said he hoped a solution to the Gross case would be reached soon as well as better relations with Cuba.

There is an obvious trend, the US and Cuba are advancing towards finally breaking bread, ever so slowly, but the trend is there. That would be the “action” if we apply Newton’s third law. The “reaction” unfortunately is not what we would hope for.

Every time in history that there has been a positive “action” from within the parties involved in resolving the conflict between Cuba and the US, the “reaction” has come from groups of either within the US Congress or Cubans on the island somehow involved with a foreign element. This time is no exception.

With the publication of a piece this morning by AFP, we read that a group inside Cuba is preparing to launch a campaign to gather signatures in order to change the constitution. This is by all means a valid attempt at producing change inside the island. It is in fact, the way Cuba establishes the changing or modification of its constitution. The problem with this “reaction” is that when reading the piece one learns that “the reform bid would bring together several Cuba opposition groups and actively launch in May with events in Cuba, the US states of Florida and New Jersey, Puerto Rico and Spain.”

Why is it always that when a group or person decides to change something in Cuba foreigners  are always somehow in tow or dare I say, the inciters?  Do they necessarily need the backing? Do they not know how to form dissent within their own ranks? Is this such a difficult feat to achieve?

Rather than holding hands with foreign interests, it would do Cuba and the US both a lot of good if the “reaction” to actions such as the ones that have been occurring were born from within the island by islanders with no other parties involved.

If not, falling on your face in the water is the only thing we will be expecting. 

Cuba, CELAC y la Cumbre paralela

In CELAC, Politics on January 31, 2014 at 2:08 pm

 

Margarita Alarcón Perea

Toda la América Latina y el Caribe se reunieron esta semana en la Habana para participar en la segunda cumbre de la Comunidad de Estados Latino Americanos y del Caribe, CELAC,  siendo esta, la nueva versión de la OEA para los actuales líderes en la región.

La cumbre iba a ser un evento monumental para Cuba que participaba en calidad de presidente pro tempore de la organización. Nunca antes habia sido la isla sede de algo de esta magnitude. La reunión de la CELAC en la capital llevaba consigo el peso de ser un hecho sin precedente, no solo por la cantidad de naciones representadas, treinta y tres en total, sino por por su significado histórico; líderes de todas las naciones de América Latina y el Caribe reunidos con un fin común: la unidad. También asistieron José Miguel Insulza Secretario General de la OEA, Ban Ki-Moon, Secretario General  de las Naciones Unidas y Abdullatif bin Rashid Al Zayani,  Secretario General del Consejo de Cooperación del Golfo (GCC). Un encuentro nunca antes visto en el hemisferio se llevaba a cabo en Cuba.

Días antes de celebrarse, un grupo de los llamados disidentes en Cuba le plantearon a la agencia de noticias Efe que planeaban llevar a cabo su propia cumbre en paralelo, digamos que para dar su versión de lo que era la realidad de Cuba y del evento. Organizado por un grupo extranjero, Centro por la apertura y el desarrollo de América Latina (CADAL), este otro evento esperaba  aunar a miembros de la oposición cubana y a activistas políticos independientes en la isla.

Tal como lo veo, si la situación en Cuba es tal que organizaciones disidentes sienten la necesidad de llevar a cabo cumbres en protesta, pues estoy en total acuerdo con su derecho a hacerlo.  Mi único problema viene cuando estos grupos se relajan cómodamente a la espera de que vengan otros allende los mares a “organizarles la disensión”, ahí no estoy de acuerdo. Esa parte de la película es lo que yo llamo injerencia externa o algo mucho peor, “mercenarismo” en el caso del equipo de los disidentes cubanos.

¿Qué pasa que estas personas no se organizan de manera adecuada? ¿O será que no se ponen de acuerdo en una agenda común? Sabemos que un integrante de una de las organizaciones  sostuvo un encuentro de 25minutos con el presidente Sebastián Piñera de Chile;  y un miembro de otro grupo le entregó una carta a la jefa de ceremonias de la delegación de Costa Rica, Ingrid Picado. Dos grupos distintos se reúnen de manera distinta y separada con representantes de dos países muy distintos entre si, y en ambos casos estamos frente a países con presidentes salientes. Piñera le entrega la banda presidencial a la Dra Michelle Bachelte este próximo mes de marzo y en Costa Rica se celebrarán elecciones presidenciales este domingo 2 de febrero. No creo que haya mucho que decir sobre esto, salvo lo obvio,  fueron recibidos por personas que no pueden hacer nada por ellos aunque quisieran.

Al parecer cada uno de estos grupos tienen agendas muy distintas entre si y andan jalando de la soga de la disidencia en direcciones opuestas constantemente. No se supo nada de los otros miembros prominentes de la disidencia en Cuba salvo alegatos de que les estaban espiando, (nada nuevo), que les tenían interrumpidas las comunicaciones celulares y que los acosaba la multitud de policías vestidos de civil y uniformados. Aquí, tengo que decir que me parece que se pasan. Cuba iba a recibir a una treintena de jefes de estado, como pensar que la ciudad no iba a estar repleta de seguridad por doquier. ¿O acaso ninguno de los que se quejan han visto imágenes de la ciudad de Nueva York durante la Asamblea General de la ONU?

Estos grupos disidentes tuvieron la oportunidad de la vida y la desperdiciaron. O será que no les llegó a tiempo los 20 millones de dólares del dinero del contribuyente que la US AID les entrega a tiempo para preparar un plan de acción?

Mientras tanto, no lejos de la pompa y circunstancia, se llevaba a cabo la verdadera cumbre paralela. Nada de disidentes, solo un hombre, sentado en un salón soleado, conversando amenamente con dignatarios de temas que iban desde los conflictos en el medio oriente, como hallarle solución al problema de la hambruna y las enfermedades en África, como salvar al planeta de nosotros mismos, o como mejor forjar el futuro del presente de este continente, hasta simples remembranzas del pasado y nostalgia por aquellos que ya no están…el hombre que llevaba a cabo esta cumbre singular y en paralelo era el octogenario Fidel Castro, quien a diferencia de los disidentes en Cuba, si sabe lo que quiere y como lograrlo.

La deuda pendiente

In Cuba, Cuban 5, Politics on December 9, 2013 at 11:51 am

 

Margarita Alarcón Perea

 

“Fidel Castro decía que yendo a África a luchar contra el apartheid y el colonialismo se estaba pagando una deuda pendiente”
Hedelberto López Blanch, periodista y escritor

 

Recuerdo una canción viejísima que decía Free Nelson Mandela. Era por los años 70 y yo estaba en el colegio en los EEUU, en UNIS (Escuela Internacional de las Naciones Unidas). UNIS había sido una ilusión del Secretario General U Thant, quien quiso que los hijos y las hijas de los miembros de la ONU también estuvieran unidos para compartir sus ideas, sus creencias, sus esperanzas y sus sueños. Con esto se sentaban las bases para la creación de una escuela que aunaría a personas de todas las razas y credos. Un lugar donde no habría ni blanco ni negro, el color era un arcoíris donde las diferencias se sumaban y se compartían. Éramos un festín humano de un futuro utópico en colores.

Un día por los pasillos de la escuela camino de clases me detuvo un muchacho, mayor que yo, probablemente de onceno grado. Era bajo, fuerte, un atractivo joven negro con una actitud desafiante e intensa. Me miró , señaló con el dedo índice hacia mi camiseta y me preguntó,  “¿Tu sabes lo que significa eso?”. Llevaba puesta una camiseta blanca con el continente africano impreso y las letras ANC atravesándola. Miré hacia abajo, y de vuelta hacia él, y le dije “Congreso Nacional Africano, porqué?” Levantó su puño izquierdo y me dijo “Bien!”. Luego supe que el joven había escapado de Sur África con su madre y hermanos, su padre se encontraba encarcelado por ser miembro del Congreso Nacional Africano, un partido político prohibido en la Sur África del apartheid.

Al regresar definitivamente a Cuba comencé a vivir el desespero de la presencia cubana en Angola y el resto de la región, y como muchos otros, a ratos creía comprender y por momentos no tanto. Tengo una prima que se alistó voluntariamente para ir a impartir clases como  parte de la campaña de alfabetización internacionalista. Fui aprendiendo que cada vez más iría conociendo a personas que o bien tendrían a alguien conocido o querido en África o que eran alguien que había estado ahí. Era una situación complicada. Para muchos cubanos, esta guerra no era la lucha de Cuba, entonces la pregunta “Que hacemos ahí?”. Para otros cubanos era un asunto de internacionalismo, de solidaridad con los pueblos de Angola, Namibia y Sur África. Era un asunto de poner fin a un sistema político de colonialismo, de subdesarrollo y de algo tan infrahumano como lo era el apartheid.  Era un paso enorme en el camino de devolverle algo a un pueblo entero incluyendo al padre de mi compañero de escuela de antaño y a Nelson Mandela y lo que él significaba.

Después de mucho, la guerra habría terminado. Angola era libre, Namibia iba a llevar a cabo elecciones democráticas y Nelson Mandela ya había salido de prisión. Recuerdo la despedida de dos colegas namibias en la universidad que regresaban a Windhoek , regresaban a casa para votar por primera vez en sus vidas.

Ver la salida de Mandela de su último recinto carcelario por televisión desde la Habana me trajo lagrimas a los ojos, nunca pensé estar vivía para ver el fin  de algo tan terrible y el nacimiento de algo mágico y tan esperado.

Para muchos cubanos que regresaron de la guerra, el término “veterano” oscila entre ser un insulto o un homenaje. Hablar sobre el tema se vuelve  una conversación difícil la mayor parte de las veces. Pasan de hablar sin fin a un silencio sepulcral, algo que nos muestra que la guerra es vil no importa las circunstancias, llegar a una concesión con la guerra es probablemente una de las cosas más difíciles que hay.

Pero esta fue una guerra necesario como pocas. Estamos todos en deuda con el continente africano y aun no saldamos ese compromiso. La lucha contra el colonialismo en esa región, poner fin a un sistema infrahumano de gobierno, ver la belleza en los ojos de niños con juguetes en sus manos por primera vez, verlos sonreír con esperanza, todo eso, hace que haya valido la pena.

A todos los combatientes que regresaron y a sus familias. A las familias de todos aquellos que no volvieron. A todos los que luchaban y entendieron las razones, a los que no entendieron entonces y aun dudan. Son todos ustedes parte intrínseca de la historia. Ustedes ayudaron a validar la vida y la muerte de muchos. Nelson Mandela ha muerto en libertad y yo por mi parte, les doy las gracias.

Ending the Cuba Travel Crisis

In Politics on December 4, 2013 at 1:38 pm

Time Travel - twisted clock

By Tom Hayden

There is an opportunity for President Barack Obama to begin rolling back our Cuba sanctions policy by finding a bank willing to do business with Cuba so that hundreds of thousands of Cubans can spend the holidays with their families. The main reason the Cuban Interests Section in Washington DC cannot process visas and passports is because no bank is willing to handle the financial transactions. The reason the banks are afraid is the US sanctions policy and Cuba’s listing on the global terrorism list. So the irrational US policy has come full circle: Obama’s policy of expanding and normalizing purposeful travel to Cuba is prevented by Obama’s embargo policies. It’s an opportunity to begin lifting the embargo, but chances are the administration is too timid, for now, to fully undo its own senseless policy.

Notice, however, the tantalizing convergence between Cuban and American rhetoric on the main issue:

John Kerry, Secretary of State has said, “Each year, hundreds of thousands of Americans visit Havana, and hundreds of millions of dollars in trade and remittances flow from the United States to Cuba. We are committed to this human interchange, and in the United States we believe that our people are actually our best ambassadors. They are ambassadors of our ideals, of our values, of our beliefs.”

Ricardo Alarcon, former foreign minister and retired president of the National Assembly said, in relation, “In terms of changing Cuban society, the most effective ambassadors are the Cubans coming back, somebody living on the corner bringing gadgets from Miami. When they are in their dining rooms they probably are not pretending to mislead. They will say work is harder in the US. They can bring some different element here, maybe in fashion or music. So you will get a mutual influence. I don’t really see a problem with that. They have been coming back for years. So? It’s a two-way influence. For Cubans, they get a broader view of Miami, and it challenges the mentality of those Cuban-Americans who think everyone from Cuba is a terrorist. What free travel permits is a better understanding of Cuba’s realities and some benefits for the visitors, like cheaper medicines for example. For decades we have had millions of tourists from Western Europe and Canada, and they haven’t changed the country, they just come to enjoy life and relax.”

President Obama said November 8, “We have to update our policies. Keep in mind that when Castro came to power, I was just born.”

Ricardo Alarcon continued, “Now we have Esteban Laso as head of our National Assembly. He was a boy, a sugar cane cutter, in the Batista period. A little boy then; now he’s in his sixties. The misperception is that the Cuban system has been the same from the very first day; that the people who attacked Moncada are still around. Yes, a few are, but they are octogenarians. When Raul said he was getting out in five years, nobody here said, well, that’s the end.”

Alarcon said emphatically, “The main goal of immigrants is to come and go. The discussion is over.”

This irreversible process already has destroyed the argument of right-wing Cuban politicians, including Marco Rubio and Ileana Ros-Lehtinen, that no one should travel to Cuba, nor spend money in Cuba, because they are subsidizing a dictatorship. Even many of Cuba’s US-supported dissidents have concluded that the blockade no longer makes sense.

If the “Cuban exiles” community is itself a dying band of octogenarians, what beyond inertia is propping up the US policy? Alarcon predicts that, “The day you don’t have a Castro, they will get into trouble because of their Helms-Burton law,” which prohibits US diplomatic recognition without the disappearance of the Castro regime and installation of a market economy. “In a few years the Cuban government will be led by other persons with other last names. But I don’t think the [passing of the Castros] will create an immediate process towards normalization. The reasons and forces behind the current policy are stronger than that.”

But, Alarcon observes, “If the anti-Castro people can go back and forth, it’s the end of the political exile movement.”

Article originally appeared on tomhayden.com (http://tomhayden.com/).

Obama en Miami: ¿dónde está la verdad?

In Politics on November 14, 2013 at 11:41 am

 

Por Carlos Alzugaray Treto[1]

Entre los días 8 y 10 de noviembre el tema de las relaciones Cuba-Estados Unidos fue nuevamente objeto de manipulación por varios medios de prensa. El motivo fue una visita del Presidente Barack Obama a la ciudad de Miami que tuvo lugar en la tarde del viernes 8 de noviembre con fines de recaudación de fondos para las próximas campañas electorales para Senadores en Estados Unidos. Según la bitácora de actividades del Primer Mandatario que se puede encontrar en el sitio web de la Casa Blanca, Obama llegó a Miami a las 3:45 pm para desarrollar las siguientes actividades: visita a un evento del Comité Nacional de Partido Demócrata a las 4:25 pm cerrado a la prensa; y breves intervenciones en dos funciones públicas de recaudación de fondos a las 6:20 y 7:45 en residencias privadas que sí estarían abiertas a la prensa. Como se ve una visita breve, focalizada en temas de política doméstica

En condiciones normales, estas visitas no tendrían mayor trascendencia. De hecho el Presidente Obama llegó a Miami procedente de Nueva Orleans, donde había estado con semejantes propósitos y en esa ciudad no se generaron muchas noticias. No sucedería así con el periplo miamense. El propio día 8 la agencia EFE rompió el hielo con el siguiente titular: “Obama se reúne en Miami con disidentes cubanos Fariñas y Soler”[2]. Sin embargo, poco tiempo después, el boletín electrónico especializado The Hill, una fuente imprescindible para seguir los principales acontecimientos políticos estadounidenses, se refirió a la misma actividad en un artículo de Justin Sink con el siguiente titular: “Obama: E.U. debería ser ‘creativo y reflexivo’ en su política hacia Cuba”[3].

EFE ponía énfasis en el llamado “encuentro” e insinuaba que fue una larga entrevista, citando al anfitrión, Jorge Más Santos, Presidente de la Fundación Nacional Cubano-Americana, quien, según la agencia, “manifestó que la reunión de los disidentes cubanos con Obama es ‘una gran señal de apoyo de la Casa Blanca’ a la oposición”.

The Hill, por su parte, reportaba que el Presidente había dicho que seguirá “actualizando” su política hacia Cuba y que se observaban cambios en la Isla. Como antecedentes de esa actualización se refirió a la flexibilización de los viajes a la Isla y al realizado por los cantantes Beyonce y Jay Z a la Habana con las nuevas licencias, tan criticado por sectores de la derecha cubano-americana de Miami. También informaba que las palabras de Obama tuvieron lugar en una función de recaudación de fondos (la tercera del día en Miami) en presencia de los Senadores demócratas Bill Nelson (Florida) y Michael Bennett (Colorado). No mencionaba ni a Berta Soler ni a Guillermo Fariñas, era como si no hubieran asistido.

Estos sólo fueron los cables iniciales. Al día siguiente hubo disímiles reacciones de los medios de prensa. Algunos destacaron en sus titulares fundamentalmente la noticia de la presencia de Fariñas y Soler en el evento, como lo hicieron El País (Obama se reúne en Miami con la disidencia interna de Cuba) y El Nuevo Herald (Primer Encuentro del Presidente con Opositores Cubanos: Obama se reúne en Miami con Guillermo Fariñas y Berta Soler). Ninguno de los dos reportajes, firmados por Mayé Primera y Juan O. Tamayo respectivamente, hizo referencia directa alguna al discurso público del Presidente, citando solo a Más Santos, Soler y Fariñas. Ambos periodistas dan la impresión de que lo único que hizo Obama en la casa de Santos fue reunirse con éstos y darles su apoyo.

El periódico La Opinión de Los Ángeles no sólo se hizo eco de esta versión de la noticia (Obama se reúne con disidentes cubanos en Miami) sino que le añadió un amplio reportaje de reacciones de los principales personeros del llamado “exilio”, reforzando con ello la idea de que había sido un encuentro histórico y que significaba que la Administración apoyaba a la “disidencia cubana”, como si eso fuera “un palo periodístico”. Solo al final del largo reportaje se refirió a que Obama estaba en Miami para recaudar fondos añadiendo: “A lo largo de su estadía en Miami, Obama ha manifestado la necesidad de que el Gobierno de Estados Unidos actualice sus políticas en relación a Cuba y señaló que no tiene sentido que las medidas puestas en marcha hace más de 50 años sigan siendo efectivas en la era de internet.”

Sin embargo, un buen número de medios consideraron que lo más importante eran los pronunciamientos del Presidente sobre Cuba en la reunión de marras en el que se refirió a la necesidad de actualizar la política hacia la Isla de manera “creativa y reflexiva.” Entre estos estuvieron ABC de España (Obama cree que EE.UU. debe revisar su política hacia Cuba); El Diario del Sur también de España (Obama empieza a ver ‘cambios’ en Cuba); Univisión de Estados Unidos (Obama afirma que EEUU debe revisar su política hacia Cuba); Progreso Semanal de Estados Unidos (Obama: Estados Unidos debe actualizar sus políticas hacia Cuba); y Associated Press de Estados Unidos (Obama: EU debe continuar actualizando sus políticas hacia Cuba[4]). Aunque algunos de estos medios se refirieron a la presencia de Soler y Fariñas, obviamente esa no era la noticia.

¿Cómo interpretar todo esto? Lo que sucedió en realidad es que Jorge Más Santos organizó en su casa una cena de recaudación de fondos que duró entre 40 minutos y una hora, en la cual habló el Presidente. El discurso de Obama, que fue dado a conocer por el Federal News Service al día siguiente, deja claro varias cosas.

Lo primero, evidentemente, es que el Presidente no fue a Miami a reunirse con Soler y Fariñas, como El Nuevo Herald, El País y La Opinión, quieren hacer ver. Fue a recaudar fondos para el Comité Demócrata de Recaudación de fondos para campañas senatoriales, que encabeza el Senador Michael Bennett (Colorado). A esas actividades asistió naturalmente el demócrata Bill Nelson de la Florida pues el otro senador de ese estado es el republicano Marco Rubio. Ambos, Bennett y Nelson fueron mencionados en el discurso por nombre y alabada su trayectoria. A los llamados “disidentes” los mencionó genéricamente.

Lo segundo, ¿por qué fueron invitados estos cubanos que se mueven entre la Habana y Miami con tanta facilidad pero que evidentemente no son fuertes donantes? Por una sencilla razón, fueron el anzuelo o señuelo que la Casa Blanca y Más Santos quisieron utilizar para atraer a algunos donantes más difíciles de convencer para que abrieran sus billeteras. Esta es la vieja táctica comercial de “bait and switch”[5], atraer al cliente con un producto llamativo y de bajo costo para después venderle otra cosa. Fueron pues dos invitados de piedra o “tontos útiles” según uno prefiera llamarles. Demostraron una vez más que son instrumentos de los círculos políticos norteamericanos que los usan para lo que les conviene.

Téngase en cuenta que en estas funciones, a las que el Presidente no puede dedicarle mucho más de 40 minutos o una hora de su apretada agenda, los comensales que pagan miles de dólares por asistir, tienen que compartir el tiempo entre ellos. Generalmente, los ayudantes del presidente se aseguran que los que más donan sean los que agarren quizás uno o dos minutos más con el presidente. El encuentro real dura segundos, lo que permite decir “Buenas tardes”, “Es un placer conocerlo”, “Sí, como no, me acuerdo de usted”, y “Gracias por llamarme la atención de ese problema¨.

Tercero, el discurso de Obama estuvo dedicado fundamentalmente a cuestiones domésticas: energía y necesidad de trabajar con el congreso para aprobar programas. Quizás le haya dedicado a Cuba un 25% del tiempo.

Téngase en cuenta que el contexto de Miami no es propicio para separarse del concebido guión de más mano dura y nada de concesiones o negociaciones. Incluso, hubo una época en que cuando los candidatos presidenciales iban a esa ciudad y hablaban de Cuba, cierta claque enardecida, partidaria precisamente del padre de Jorge Más Santos, el tristemente célebre Jorge Más Canosa, gritaba: “¡Guerra! ¡Guerra!”. Pero esos tiempos ya han pasado.

Pero veamos que dijo Obama, que la mayoría de los medios consideraron más noticia que el “no encuentro”:

  1. “Hemos comenzado a ver cambios en la Isla”. Es cierto que lo dijo de una manera en que se insinuaba que era resultados de sus políticas pero vale recordar que no hace un año le dijo a una televisora hispana que no veía cambios. Así que se puede anotar como un hecho positivo.
  2. “Y tenemos que ser creativos. Y tenemos que ser juiciosos. Y tenemos que continuar actualizando nuestras políticas.” Lo justificó argumentando que cuando Fidel Castro llegó al poder él acababa de nacer y que no se podía esperar que las mismas políticas funcionaran en la época de Internet y Google. No obstante, afirmó que el objetivo es el mismo, o sea, el cambio de régimen. Esto, por supuesto, no hace más que generar desconfianza entre la mayoría de los cubanos que no queremos injerencias foráneas en nuestros asuntos internos, como es natural. Aún teniendo en cuenta esto último es un cambio hablar de creatividad, medidas juiciosas y de seguir actualizando la política.
  3. Muchos despachos noticiosos asociaron varias frases del presidente en torno a la polarización existente en Washington como un obstáculo a la actualización de la política hacia Cuba, pero del texto del discurso eso no está claro. Parece referirse más a otras medidas. Aunque es cierto que las leyes Torricelli y Helms Burton aprobadas por el Congreso en 1992 y 1996 limitan la “creatividad” de su Administración. Así que si el Presidente lo que tenía en mente era conminar al Congreso a que lo apoye en la actualización de la política hacia Cuba, bienvenida esa iniciativa.

Dándole el beneficio de la duda, hay un giro de discurso novedoso con Cuba que permite avizorar que el Presidente está considerando otras medidas más positivas. Sus declaraciones contradicen dos importantes aspectos que son sustentados por lo más recalcitrante del lobby cubano-americano, en el cual se incluyen los Representantes Ileana Ross Lehtinen y Mario Díaz Balart, pero también los Senadores Marco Rubio y Bob Menéndez (este último de su propio partido), que en Cuba no hay cambios y que no hay que aflojar la política de mano dura. La política de Obama de flexibilizar los viajes de norteamericanos a Cuba es objeto de particular desdén y crítica. Este grupo tampoco está interesado en una política “creativa” y “juiciosa”. Para ellos, la política hay que mantenerla tal y cómo está y, si es posible, darle marcha atrás a algunas de las iniciativas de Obama.

Ya que el Presidente habla de cambios y creatividad, y confiando en que fue sincero, me permito hacerle desde la Habana las siguientes sugerencias:

  1. Elimine a Cuba de la lista de estados promotores del terrorismo; después de todo es en la Habana donde el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia han negociado y alcanzado acuerdos de paz muy significativos. El poco creíble argumento de que Cuba está en la lista por sus relaciones con la FARC se caerá cual mustia hoja de parra.
  2. Acceda a la demanda unánime de América Latina y el Caribe de que se invite a la próxima Cumbre de las América de Panamá en el 2015 al mandatario cubano Raúl Castro, hoy Presidente pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericano y Caribeños (CELAC). No se puede pensar en nada más juicioso que reconocer una realidad: Cuba forma parte de América Latina y el Caribe y es uno de los actores más reconocidos en la diplomacia continental por parte de los demás países de la región.
  3. Como resultado de estas dos medidas que fomentarán la confianza mutua entre ambas partes, acepte la propuesta cubana de iniciar conversaciones para la firma de un acuerdo bilateral de lucha contra el terrorismo. En ese marco, explore la posibilidad de que ambas partes encuentren una solución mutuamente aceptable de carácter humanitario para que los ciudadanos de ambos países que actualmente cumplen condenas en el otro por realizar actividades al servicio de los dos gobiernos sean liberados y puedan regresar a sus respectivos países para reunirse con sus familias. Me refiero por supuesto a los 4 agentes anti terroristas cubanos que todavía se encuentran en establecimientos penitenciarios estadounidenses y al contratista de su país que se encuentra bajo custodia cubana.
  4. Si tanto resultado han dado sus políticas de flexibilización de viajes, continúe ampliándolas. Otorgue licencias más abarcadoras como le han sugerido varios grupos de lobby contrarios al bloqueo, incluso el cubano-americano Cuba Study Group.
  5. Finalmente, trate de que sus principales asesores o Usted se reúnan con la mayor variedad de cubanos posibles, no sólo con sus preferidos. Estos preferidos le dicen a los funcionarios norteamericanos lo que quieren oír pues no les interesa lo que se piense de ellos en Cuba. Fíjese si eso es así, que uno de ellos, Fariñas, se retrató con Luis Posada Carriles, el Bin Laden latinoamericano, el mayor terrorista asesino de cubanos inocentes; y la otra, Soler, afirma que la Cuba de Batista, durante la cual se torturó y asesinó a mansalva, “era una joyita”.

Puede haber muchos, pero sugiero cuatro candidatos que no son funcionarios gubernamentales propiamente dichos, son reconocidos por sus contrapartes en Estados Unidos, y tienen fundado prestigio dentro y fuera de Cuba. El Presidente de Estados Unidos que en el 2008 argumentó que había que hablar con todo el mundo, se beneficiaría de hablar con estas personas, pues todas son promotoras del cambio: Mariela Castro, que tanto ha contribuido a cambiar la perspectiva de los cubanos sobre las comunidades LGBT; Miguel Barnet, escritor y antropólogo cuya Biografía de un Cimarrón, traducida al inglés y a otros idiomas, narra la historia de un esclavo fugado de sus amos en el siglo XIX; Eusebio Leal, el Historiador de la Ciudad de la Habana, reconocido mundialmente como uno de los mayores expertos en la restauración de monumentos arquitectónicos; y Rafael Hernández, editor de la revista Temas, una de las publicaciones más abiertas y diversas de Cuba. Por cierto, asegúrese que sus funcionarios le den la visa a este último pues se la han negado 3 veces a pesar de que entre el 2010 y el 2011 impartió cursos sobre Cuba las Universidad de Texas, Harvard y Columbia y es coautor de varios libros de colaboración entre académicos cubanos y norteamericanos.

Con estas cinco iniciativas, el Presidente demostrará si es verdad que va a enfocar la política hacia Cuba con “creatividad” y “juicio” y, lo que es más importante, comenzará a despejar los velos de desconfianza que separan a ambos países.


[1] Embajador, Doctor en Ciencias Históricas y Profesor Titular Consultante del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos (CEHSEU) y de la Cátedra del Caribe de la Universidad de la Habana. Miembro del Consejo Editorial de la Revista Temas y de la Sección de Literatura Histórica Social de la Asociación de Escritores de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

[2] Berta Soler y Guillermo Fariñas son dos de los ciudadanos cubanos que gozan, fuera de Cuba, del dudoso mérito de ser considerados “líderes” de la llamada “oposición¨ al gobierno cubano. Dentro de la Isla, o son desconocidos o son vistos con desconfianza por su tendencia a manipular las relaciones con embajadas extranjeras en función de su beneficio pecuniario personal. Ninguno de ellos participa en alguno de los foros de debate público que se promueven desde distintas esferas (Centro Cultural Martin Luther King, Último Jueves de Temas, Revista Espacio Laical o los conocidos programas de la televisión cubana: Mesa Redonda y el Triángulo de la Confianza). Se desconoce cuáles son sus posiciones ante temas candentes de la realidad cubana sobre los cuales se delibera en estos espacios.

[3] En inglés: Obama: U.S. should be ‘creative and thoughtful’ in Cuba policy

[4] En inglés: Obama: US must continue updating Cuba policies

[5] Literalmente: señuelo y cambio.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 1,707 other followers