Maggie Alarcón

El Talón de Aquiles

In Asamblea Nacional/National Assembly, Cuba, Cuba/US, History, Miami/Cuba, Politics on August 3, 2011 at 4:31 pm

La cura de Aquiles

Publicado en inglés en The Huffington Post

 

Margarita Alarcón Perea

Las mareas están cambiando en Cuba y esto se convierte en motivo de noticias por todas partes. Durante las palabras de clausura de la reciente sesión plenaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular el presidente Raúl Castro habló de muchos temas e hizo referencia a otros que serán muy bien recibidos en el seno de la población nacional. Uno de estos, al que suelo calificar como el Talón de Aquiles de la Revolución cubana, es el controvertido “permiso de salida”.

Durante la mayor parte de los últimos 47 años para que un cubano residente en la isla pudiera viajar fuera del país, se le requería obtener lo que en Cuba se conoce como “la tarjeta blanca” o permiso de salida. Dicho documento ni es una tarjeta ni es blanca, es un cuño que emiten los oficiales de inmigración que, esencialmente, le permite al individuo salir del país y permanecer fuera de este por determinados períodos de tiempo que nunca debe exceder los 11 meses. Ayer durante una parte de su intervención final ante el cuerpo nacional de legisladores, Raúl Castro dejó entender  que esto iba a ser un tema del pasado.

Ahora la bola está en el otro lado de la cancha. Mientras ocurre esto, cubanos americanos y estadounidenses dentro del Congreso de los Estados Unidos continúan insistiendo en restringir los viajes hacia la isla a los ciudadanos de ese país, y a aquellos que tengan familia y lazos con la Isla.

Las restricciones de viajes en Cuba se implementaron a principios del triunfo revolucionario para evitar que criminales de la dictadura de Batista escaparan del país, para evadir el juicio legal por sus crimines de lesa humanidad. Lamentablemente, nadie se acordó de eliminar esta restricción y con el paso de tiempo se convirtió en el estatus quo. Como dijera Raúl la otra noche, “la inmigración cubana ya no es política, es económica”, no hay motivos para  prohibir la salida de aquellos que así lo deseen,  tampoco para impedir el regreso a los que prefieran volver.

La pregunta ahora es: ¿Cuántos países le van a abrir las puertas a los emigrantes cubanos? Me atrevo a asegurar que muchos. Precisamente por el hecho de que, a pesar de ese Talón de Aquiles, la Revolución cubana ha formado, durante todos estos años, una  población con un alto nivel de escolaridad y formación integral general, lo cual se evidencia, entre otros logros, por obtener y mantener un índice de alfabetización del 98,7% y uno de los sistemas de salud pública más completos de la  región.  La isla cuenta con una comunidad científica e intelectual comparable a la de los países más desarrollados del hemisferio occidental. Cuba no exporta revoluciones, exporta solidaridad y valores revolucionarios. De hecho muchos se van a ir, pero a pesar de los pesares, muchos más van a volver a la casa donde saben que deben estar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: