Maggie Alarcón

Devorame otra vez

In Cuba/US, History, Miami/Cuba, Politics, US on September 27, 2011 at 3:19 pm

Por Margarita Alarcón Perea

Antes de volver a entrar en otra diatriba agotadora (para el lector) sobre como repetir lo mismo una y otra vez esperando un resultado distinto a la usanza de la teoría de Einstein sobre la locura, me pareció más ameno divertirnos un poco sobre el tema antes de que ocurra nada.

Para el próximo 25 de octubre de acuerdo al calendario de la Asamblea General de las Naciones Unidas, se llevará a cabo una vez más una votación sobre el mismo tema: La Necesidad de Poner Fin al Bloqueo Económico y Comercial de los EEUU contra Cuba. Y me atrevo a predecir el resultado: 180 y tantos a favor con digamos que unos dos o tres en contra y alguna que otra abstención regada por ahí. Los delegados de los Estados Unidos e Israel votarán en contra sin discusión, lo acompañarán una o dos “naciones” perdidas por ahí. Esto será un continuum –siguiendo a tono con el Profesor Einstein- , de lo que hemos estado viviendo estos últimos 26 años. Cada año desde 1993 se presenta la moción por parte de Cuba, hablan los delegados, Cuba expresa su deseo de poner fin a esta política de castigo, otras naciones alzarán sus voces a coro, sobre todo aquellas que hablaran sobre lo inhumano que resulta un castigo económico contra la soberanía de una isla pequeña, otros hablaran sobre la violación a la soberanía de sus propias naciones debido al carácter de extraterritorialidad de la medida y otras enviaran a un delegado para que levante la mano a favor de poner fin de una vez y por todas a esta insensata violación internacional.

Justo por eso es que me vino la idea de cambiar el giro de la estrategia, en política eso se hace constantemente. Cambiemos el titulo del voto y rebauticémoslo “Necesidad de poner fin al Bloqueo económico, cultural y político contra la soberanía del pueblo de los Estados Unidos.” ¿Qué les parece ese voto? Puedo asegurarles que obtendrá la misma cantidad de votos y lo que es más importante, despertará un muy necesario interés por parte de los contribuyentes y los medios dentro de los Estados Unidos. El caso es que tal como lo vemos yo y unos cuantos estadunidenses, Cuba no es la única victima en esta historia, también lo son una amplia mayoría del pueblo norteamericano, hijos de la propia nación que está siendo coaccionada tal de mantener una política que simplemente está más que probada ser inútil.

El bloqueo es un arma de doble filo que está afectando a los pueblos de ambas naciones y aquellos que insisten en mantenerlo en su lugar son los únicos beneficiados tanto desde la óptica política como económica. Ni los gobiernos de Cuba y de Estados Unidos tienen nada que ganar concretamente con esta política obtusa. Es puramente un asunto particular y personal de un grupo dentro de una esfera muy específica de la política interna estadounidense; grupo que maneja y mal maneja el tema de Cuba a su conveniencia. Hiendo al grano, el ala de ultra derecha dentro de la muy influyente comunidad cubano americana en el mundo político en ese país le mienten al gobierno de los EEUU, exageran la realidad, desinforman y manipulan los hechos y la historia con el fin de convencer a los actores principales dentro de la administración de turno que el embargo debe continuar a pesar del resultado vergonzoso año tras año que ya va por cumplir tres décadas.

Artistas, académicos, técnicos, profesionales de todos los campos en los Estados Unidos; trabajadores, hombres y mujeres de negocios, innovadores en fin todos y todas, tienen mucho de que beneficiarse con la apertura de relaciones bilaterales normales. Cuba no es la única que pierde aquí, aunque honestamente la isla es la subdesarrollada y la que tiene más que perder, pero al final de la jornada son los pueblos de ambos países los que son víctima y no me estoy refiriendo al tema de la libertad de viajar aun cuando esta espinita es una de las más punzantes.

El gobierno de una de las naciones más poderosas del hemisferio occidental está permitiendo que le mistifiquen el motivo tras una política que no sirve para nada. ¿Por qué insistir en esta estrategia masoquista año tras año?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s