Maggie Alarcón

Gana, pierde… pero nada de empate

In Blockade, Cuba, Cuba/US, Cuban Americans, Cuban Embargo, Economics, General, History, Human Rights/Derechos Humanos, Miami/Cuba, National Lawyers Guild, Politics, Social Justice, US on October 25, 2011 at 6:44 pm

Margarita Alarcón Perea

Cuando me equivoco lo reconozco. No fueron 184 y ninguna de las islitas diminutas que apenas se ven desde el espacio – y casi que tampoco desde un globo de helio si te pones a ver – fueron parte del “No”. El voto final por parte de las naciones miembros de las Naciones Unidas esta mañana fue de 186 a favor de eliminar las sanciones de los Estados Unidos contra Cuba, con dos naciones – EEUU e Israel- a favor y la abstención de las Islas Marshal, Palau y Micronesia

Por cierto, las abstenciones son un resultado directo de la realidad de que estas naciones son de facto neo colonias, es decir protectorados económicos y militares de los EEUU.

Había dicho hace un tiempo que no iba a escribir más sobre este tema, a fin de cuentas repetir lo mismo año tras año se vuelve realmente tedioso y si no me creen a mi pues pregúntenle a los 192 miembros de la ONU, esos si que son expertos, pero alguien hoy cuya inteligencia y sensibilidad respeto mucho me puso a pensar en el tema y me llevó a darme cuenta que el tema si que merece un poco de esfuerzo de pluma e intelectual aunque fuera cortito.

El voto a favor de eliminar el embargo contra Cuba no es un simple acto repetitivo año tras año, es también un voto por los derechos humanos. Cuba es una victima incontestable de violación de sus derechos humanos. Y así ha sido desde 1959.

Les doy un ejemplo simple. El otro día un niño de unos 10 años tuvo que ser sometido a una operación de corazón abierto para reemplazar una válvula cardiovascular. Por favor le pido a los lectores que tengan en cuenta que no soy cirujana cardo-toráxico asi que sean pacientes conmigo mientras llego al quid de la cosa que estoy segura van a estar de acuerdo conmigo. Al abrirle el tórax los cirujanos vieron que el niño requería de un tamaño de válvula con la cual Cuba no cuenta. El niño necesita talla 4 y Cuba solo cuenta con la 10. Los cirujanos lo cerraron y le dijeron a los padres “lamentamos que vamos a tener que esperar hasta conseguir el tamaño para el.” Debido al embargo, Cuba no puede adquirir en el mercado internacional medicamentos y equipos como por ejemplo válvulas cardo vascular pediátrico hecho en EEUU. Al niño lo volvieron a cerrar porque como sabrán algunos, convertir una talla 10 en una 4 es arduo difícil.

¿Parece chiste, verdad? Pues verán que no lo es, “es un cuento lleno de sonido e ira que nada significa” asi como lo era la vida misma para el Rey Macbeth y como lo ha sido el embargo durante cinco décadas.

El Presidente de los Estados Unidos tiene la ocasión de triar los dados sobre la mesa de juego invisible que yace en el Caribe. Su país lleva años perdiendo a este juego de “Embargo” y un empate simplemente no es posible.

Tire los dados Sr. Presidente hay 11 millones y más esperando el gane.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: