Maggie Alarcón

Un villancico por la sensatez

In Alan Gross, Cuba, Cuba/US, Cuban 5, Israel, Politics, US on December 16, 2011 at 2:09 pm

Margarita Alarcón Perea

Hace unas semanas me quedé atónita cuando supe la noticia. Un rabino había venido a Cuba, se había entrevistado con Alan Gross y había publicado un escrito sobre el encuentro en su sitio en internet.

El Rabino David Shneyer visitó Cuba hace unas semanas y se entrevistó con el contratista norteamericano Alan Gross. Describe su encuentro en gran detalle y deja al lector con una sensación de solidaridad hacia el reo, después de todo en sus propias palabras, el rabino David nos dice: ¨Soy un rabino por los derechos humanos,¨, y los derechos humanos de Alan Gross han sido violados. No por el gobierno cubano como muchos podrán pensar, sino por el gobierno de los Estados Unidos. El Sr. Gross había sido engaño por USAID al pensar que venía en una misión humanitaria para proporcionarle a la comunidad hebrea en Cuba nuevos equipos de tecnología moderna.

Esto no fue así.

Si bien es cierto que vino con equipamiento técnico, no era para la comunidad hebrea que por demás no necesita de esas cosas y tiene de sobra por medio de las decenas de donaciones que le llegan a diario transportadas por hebreos que visitan la isla. Lo que traía Alan y las personas para las cuales los transportaba no son parte de un esfuerzo humanitario, el acto del cual se le acusa es uno que va directamente en contra del gobierno de Cuba. Alan fue víctima de una mentira y del abuso de USAID, es una víctima y ahora paga el precio.

Pero no me lo crean a mí, léanlo en sus propias palabras en el blog del Rabino David: ” … trabajaba para una compañía bajo contrato de la USAID, para un programa diseñado para socavar al gobierno cubano.” La clave aquí siendo la palabra “socavar”. Alan Gross paga por la insistencia que tiene el gobierno de los EEUU en usar operaciones encubiertas para derrocar, desestabilizar, destruir, en fin, lo que sea, al gobierno cubano y esto ha sido así desde poco después de comienzos del año 1959.

Unas semanas después otro líder religioso vino a Cuba. El Reverendo Michael Kinnamon, secretario general del Consejo Nacional de Iglesias de los EEUU vino al frente de una delegación de 15 personas de visita a la isla y también visitaron con Alan Gross. El Rev Kinnamon mostró preocupación por el estado de salud de Gross pero lo hallo con buen estado de ánimo. También sostuvo un encuentro con las esposas y madres de los Cinco cubanos encarcelados injustamente en los EEUU. Estos hombres no cumplen condena por intentar socavar al gobierno de los EEUU. Fueron acusados y los cargos nunca se pudieron demostrar, de estar espiando dentro de los EEUU, pero no contra el gobierno, ellos espiaban a los mismos grupos que llevan haciendo carrera e historia intentando socavar al gobierno de Cuba desde 1959. Actos que han incluido pero no se limitan a as altos, bombas, muertes, torturas, y mucho más a lo largo de más de 50 años. Al final de la historia, Alan Gross y los Cinco tienen una cosa muy importante en común: todos son víctimas de la insistencia del gobierno de los EEUU y de sus cómplices de intentar derrocar a la Revolución Cubana

Caramba! en aras de seguir con la tradición navideña y con las luces y velas que iluminan los festejos deberíamos todos rezar una oración y cantar un villancico para que liberen a estos SEIS prisioneros victimas de 50 años de insensatez.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: