Maggie Alarcón

Lawyer for Cuban agents vows last-ditch appeal / Abogado para los agentes cubanos presentará apelación de último recurso

In Alan Gross, Asamblea Nacional/National Assembly, Cuba, Cuba/US, Cuban 5, Politics, US on February 9, 2012 at 1:49 pm

   Versión en español al final

By Paul Haven – Ap

A lawyer for five Cuban agents sentenced to long jail terms for spying in the United States said Wednesday he is preparing a last-ditch appeal, arguing that one of the men received bad counsel and that the jury for all five was prejudiced because the U.S. paid several journalists who covered the trial.

Attorney Thomas Goldstein said he would submit the appeal Feb. 15 before U.S. District Judge Joan Lenard, who can either rule on the matter, ask to hear arguments or order a full evidentiary hearing.

Four of the men have been jailed since 1998. The fifth, Rene Gonzalez, was released last year after 13 years in jail, but has been ordered to remain in the United States while he serves out his probation.

Gonzalez’s lawyer, Phil Horowitz, said he would also appeal that probation decision shortly. He said the 55-year-old dual Cuban-American citizen is working as a caretaker at a private home, but would not reveal the location out of concern for his client’s security.

The lawyers were interviewed by The Associated Press in a restricted area of Havana limited to government activities and hosting visiting foreign dignitaries.

While the agents’ case is largely forgotten in the United States, it remains a cause celebre in Cuba, where the government hails the “Cuban Five’’ as heroes who were only trying to detect and prevent violent attacks against their country by exile groups. Cuban state-run media publish near daily accounts of solidarity from around the world, and images of the men stare down from billboards along rutted country roads.

Goldstein said he will argue that inadequate counsel from his lawyer resulted in a murder conviction and life sentence for one of the agents, Gerardo Hernandez, and he said all of their cases were prejudiced by a U.S. government program that was paying thousands of dollars to key journalists while the high-profile trial was going on, a fact that only came out later.

The journalists were paid for appearances on U.S.-funded Spanish-language radio and TV broadcasts primarily aimed at Cuba but available in Florida, while also publishing critical reports in local media.

Advocates for the five also say the trial court was wrong to reject their request for a change of venue from South Florida, which is home to a large Cuban exile community.

“I don’t think anyone can deny that it is a serious issue when you try supposed Cuban agents in a Miami court … and that it obviously is going to be a very political, very fraught trial,’’ Goldstein said. “On top of that, to learn that the media is being paid by the U.S. government, we think raises a serious issue.’’

_____________________________________________________________________________________________________________

Abogado para los agentes cubanos presentará  apelación de último recurso

Una pareja camina unas cuadras en la Habana, Cuba  y pasa delante de una valla con la imagen de Cinco agentes de la inteligencia cubana presos en los EEUU. Se les conoce popularmente como ¨los Cinco¨. 

Un abogado para los agentes cubanos que fueron sentenciados a largas penas acusados de espiar en los Estados Unidos dijo este miércoles que está preparando una apelación de último recurso, alegando que uno de los encausados recibió mala representación legal y que todos estuvieron bajo el escrutinio de un jurado prejuiciado ya que el gobierno de los EEUU le pagó a varios medios de prensa que reportaban durante el juicio.

El abogado Thomas Goldstein dijo que sometería la apelación el 15 de febrero, 2012 ante la Juez del Distrito Joan Leonard, quien podrá bien emitir un dictamen sobre el tema, pedir oír alegatos o dar la orden para que se lleve a cabo un juicio nuevo.  

Cuatro de los hombres han estado encarcelados desde 1998. El quinto, René González fue puesto en libertad condicional luego de haber cumplido 13 de los 15 años impuestos, pero ha sido ordenado por la corte a permanecer en territorio de los EEUU hasta concluir el término de su libertad condicional.

Phil Horowitz, abogado de González, ha dicho que va a apelar la decisión de la junta de libertad condicional. Ha dicho que el ciudadano cubano americano de 55 años de edad está trabajando como guarda casas, pero no reveló la ubicación exacta para proteger la seguridad de su cliente.

Los abogados fueron entrevistados por AP en un área restringida de la Habana limitada a las actividades del gobierno y para servir de hospedaje a dignatarios de visita.

Mientras que el caso de los agentes es un tema olvidado en los Estados Unidos, continua siendo una causa vigente en Cuba, donde el gobierno los alaba como Cinco Héroes que solo intentaban detector  y prevenir ataques violentos contra su país, ataques llevados a cabo por grupos de exiliados radicados en los EEUU. Los medios estatales cubanos publican a diario actos solidarios por todo el mundo, imágenes de los hombres son visible por carreteras y caminos por todo el país.

Goldstein ha dicho que argumenta que hubo consejos legales inadecuados por parte del abogado representando a uno de los agentes acusados, Gerardo Hernández y  que esto a su vez trajo como consecuencia que se le impusieran condenas por intento de asesinato que resultó en cadena perpetua. Ha dicho que en todos los casos hubo prejuicio por parte de un programa del gobierno de los Estados Unidos que pagó miles de dólares a determinados miembros de la prensa durante este juicio de alto perfil, un hecho del cual solo se supo luego del juicio.

A los periodistas se les pagó por presentarse en medios de difusión en español  financiados por los EEUU, transmisiones en su mayoría dirigidas a Cuba pero visible y escuchados en la Florida, a la vez de que estuvieron publicando notas influentes y parcializadas en los medios locales.

Abogados para los Cinco dicen que los jueces erraron a la hora de rechazar la moción de cambio de sede del Sur de la Florida donde habita una gran comunidad cubana en el exilio, hacia otro lugar más neutro.

“No creo que alguien vaya a negar que es un tema serio intentar juzgar a agentes cubanos en un tribunal en Miami… y obviamente se convertirá en un tema muy politizado y cargados, ” dijo Goldstein. “Para colmo, enterarnos de que a los medios les estaba pagando el gobierno (en este caso la fiscalía), consideramos que se convierte en un tema muy serio.”

Goldstein, litigante especializado en casos para la Corte Suprema en Washington, dijo que llevaría el caso a la corte más alta de la nación si fuera necesario., y que si pierde las apelaciones seria “el final del camino” para el proceso legal del caso. Luego de eso, dijo, la única esperanza seria una solución política.  

Esa es la misma situación por la que atraviesa el nativo del estado de Maryland, Alan Gross, detenido en el 2009 y sentenciado a 15 años de privación de libertad por llevar a Cuba teléfonos satelitales y otros equipos de manera clandestina mientras actuaba bajo contrato financiado por el programa para la implementación de la democracia USAID del gobierno de los EEUU. Su apelación el año pasado ante la Corte Suprema en Cuba fue rechazada, y por tanto la única alternativa que le queda a Gross es un perdón por razones humanitarias emitido por el presidente cubano, Raúl Castro o algún tipo de intercambio de reos.

Cuba ha no llega a vincular los casos, pero un funcionario principal ha dicho que nadie debe esperar que se vaya a liberar al reo estadounidense de 62 años en un “gesto unilateral.”

Goldstein rechazó cualquier intento de comparar los casos desde el punto de vista legal, pero la simetría de los dos presenta una oportunidad política. El insiste, no obstante, que como abogado privado el no está al tanto de lo que piensa el gobierno cubano respecto a Gross.

“Alan Gross tiene absoluto derecho a la justica individual,” dijo. “Jamás alentaría a alguien a vincular lo que le sucede a el con lo que le sucede a mis clientes. No se puede literalmente secuestrar a alguien,” dijo.  “Pero me llama la atención el hecho de que hayan soluciones políticas en ambos casos,  y en ese caso se podrían ver enlaces…en el sentido político.”

Goldstein dijo que la atmósfera políticamente cargada durante los días previos a las elecciones de noviembre de ese año del juicio solo sirvió para complicar aun mas los esfuerzos de hallar un terreno común, en particular debido a la importancia que tiene el estado de la Florida en el resultado de las elecciones presidenciales y los fuertes sentimientos que hay sobre los agentes cubanos dentro de la comunidad de muchos cubano americanos.  

Pero también dijo que tenía la esperanza de que el Presidente Barack Obama al final de la jornada viera que poner en libertad a estos hombres era adoptar una política Buena y que era  algo que sería bien recibido y reciprocado por parte de la Habana.

“Si el presidente de los Estados Unidos fuera a poner a los Cinco en libertad y nada ocurriese desde la Habana pues eso sería fatal,” dijo.  “En cambio, si Cuba pusiera a Alan Gross en libertad, el presidente libera a los Cinco, el gobierno cubano, en fin lo que sea…eso le daría al gobierno cubano una ventana para hacer un sin número de cosas.”

 Traducción no oficial para AjiacoMix.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: