Maggie Alarcón

!Felíz Día de San Valentín!

In Cuba, Cuba/US, Cuban Americans, Cuban Embargo, Politics, Scarabeo 9, US on February 20, 2012 at 10:38 am

Atardeciendo sobre Scarabeo 9

Margarita Alarcón Perea

Se podía ver a Scarabeo 9 desde mi ventana la otra noche. En la distancia parece un enorme árbol de navidad con luces amarillas y blancas. Eso es con binoculares. Sin ellos parece una inmensa “cosa” en medio de la noche suspendida en el agua.

Y como casi todos las metas inalcanzables, tiene que haber un día despejado o un claro de luna para verla.

Pero el petróleo ya no es una meta inalcanzable.

Vi la plataforma por primera vez hace unas semanas durante una noche estrellada y clara hacia el oeste de la ciudad cuando había llegado a aguas territoriales y estaba estacionada cerca de la Marina Hemingway en la Habana. Esa noche, mientras descansaba cubierta por esas estrellas increíbles, se convirtió en el comienzo de lo que podría bien denominarse el Futuro de Cuba. Scarabeo 9, rodeada de intermitentes luces rojas y verdes indicándole a los marineros la derecha de la izquierda en medio del vasto mar.

Se me hizo un nudo en la garganta. Como he mencionado antes, no es para nada mi fuente preferida de energía, muy lejos de ello. Prefiero tanto más que el uso de los recursos naturales sea dejado en paz y que la tecnología y los gobiernos se concentraran más en hallar fuentes renovables de energía que nos permitiera llevar a cabo las vidas a las cuales nos hemos acostumbrado en este mundo moderno. Eso es lo que deseo para mi hijo y las futuras generaciones.

La otra noche mientras miraba por la ventana a través de mis binoculares rusos estaba eufórica como muchacho en tienda de juguetes. No era la euforia totalmente tonta e infantil, era más la que uno siente bien adentro cuando sabe que algo va a salir bien. Cuando, y uso el termino con obstinación, CUANDO se encuentre petróleo en Cuba tendremos un futuro más cómodo y prospero. Esta isla no tendrá que depender de nada ni de nadie para su subsistencia. Podremos autofinanciar nuestros propios caminos hacia las energías renovables y nuestros hijos se beneficiarán de un futuro mejor que el que tuvimos mi generación y las que me antecedieron. La Habana bailará al ritmo de la conga de la fiebre del petróleo y por primera vez en toda nuestra historia como nación podremos sentarnos a la mesa de negociaciones con algo más que nuestra fuerza moral, cultural y humana, tendremos también, el oro negro que mueve al mundo.

Es imperativo que trabajemos de manera colegiada para que Cuba halle el petróleo que necesita y a la vez pueda preservar y proteger el medio ambiente que rodea la isla. Y hay una sola forma de lograr eso.

Por esto, en este día de San Valentín, quiero desearle a todos un día muy feliz. Un día de amor para todos aquellos que realmente creen que un mundo mejor es posible, para todos aquellos cuyos corazones también se iluminan con la ilusión del futuro porvenir cuando ven las luces incandescentes en el horizonte. Para todos aquellos que creen en el final de la animosidad y el odio, y creen en andar el camino que lleva al respeto, la soberanía y el amor, nada de rencor, estrictamente amor sin fin ni fronteras.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: