Maggie Alarcón

Como han pasado los años…

In Alan Gross, Blockade, Calle 13, Cuba/US, Cuban 5, Puerto Rico on October 4, 2012 at 1:34 pm

 

 

Por María de los Ángeles Vázquez

                                                                                                                                                                                                                        /Especial para CLARIDAD

Con motivo de cumplirse 14 años del injusto encarcelamiento de los cinco antiterroristas cubanos, el Comité Internacional por la Libertad de los Cinco Cubanos, que coordina la compañera y amiga Alicia Jrapko, organizó una gira por las ciudades estadounidenses de Washington, D.C., Nueva York y San Francisco, del 12 al 20 de septiembre. Desde Cuba llegó uno de los creadores de la nueva trova cubana, Vicente Feliú, acompañado del maestro guitarrista Alejandro Valdés; y desde Puerto Rico, el ex prisionero político Rafael Cancel Miranda. Feliú y Valdés ofrecieron conciertos en las tres ciudades y Cancel Miranda fue el orador principal en un panel sobre el caso de Los Cinco en Washington, D.C., que incluyó, entre otros, al reputado abogado cubano José Pertierra y al ex senador Demócrata Tom Hayden.

De camino a Washington, D. C. junto a Rafael en la mañana del 12 de septiembre, pensaba en aquel otro viaje—el de ida—del 1 de marzo de 1954. Desde entonces habían transcurrido 58 años, y como dice aquel viejo bolero que popularizó Rocío Durcal, “Como han pasado los años, como han cambiado las cosas”. Por mi mente pasaba la imagen de un Rafael de 23 años, parado en la acera frente al capitolio estadounidense, esposado, desgarbado, mirando fijamente hacia el enjambre de fotógrafos para enunciar su declaración al mundo: “I’m not sorry”. La prensa estadounidense tildó al comando boricua que atacó el Congreso estadounidense ese día (Lolita Lebrón, Andrés Figueroa Cordero, Irvin Flores Rodríguez y Rafael Cancel Miranda) de “locos”, “fanáticos”, “terroristas” y, por supuesto, “comunistas”. Las embajadas de los países sujetos al poder político y económico de los Estados Unidos se apresuraron a emitir declaraciones de solidaridad con su país huésped, paladín incuestionable en esa época “de la democracia y el progreso”. Cabe notar que eran los tiempos de las dictaduras de Marcos Pérez Jiménez en Venezuela y Fulgencio Batista en Cuba. Desde este último país, un teniente coronel del régimen batistero, de nombre José María Ignacio Salas Cañizares, fue presto en declarar que su gobierno había expulsado al “delincuente” Cancel Miranda de Cuba en agosto de 1952 bajo cargos de conspirar contra el gobierno de Batista. Se refería al hecho de que tan pronto como Batista usurpó el poder el 10 de marzo de 1952, accedió al reclamo de la embajada estadounidense de detener y deportar a Cancel Miranda a Puerto Rico.

Volviendo al 2012, en la noche del 12 de septiembre, Vicente Feliú y Alejandro Valdés ofrecieron el primero de su ciclo de conciertos en la magnífica Sala Bolivariana de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela. Funcionarios de la embajada venezolana y de la Sección de Intereses de Cuba —esta última presidida por el embajador Jorge A. Bolaños— recibieron a la delegación del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco, junto a los artistas cubanos y el otrora “delincuente” Cancel Miranda. Compañeras y compañeros solidarios de países hermanos abarrotaron la sala para escuchar las interpretaciones de Vicente Feliú y Alejandro Valdés. Al día siguiente el embajador Bolaños ofreció un cóctel en su residencia donde nuevamente los hermanos caribeños y latinoamericanos se reunieron en apoyo a Los Cinco.

El viernes 14 de septiembre, se llevó a cabo un foro en el Freedom Hall de Washington, D.C. Allí se leyó un mensaje de solidaridad enviado por la activista estadounidense Ángela Davis; el abogado José Pertierra explicó el estado actual del caso de Los Cinco desde la perspectiva legal; y el ex senador Demócrata por California y activista político Tom Hayden, entre otros planteamientos, reafirmó su compromiso con la campaña por la libertad de los cinco hermanos cubanos. Cancel Miranda, el orador final de la noche, hizo referencia a la campaña por la excarcelación de los cinco nacionalistas puertorriqueños, la cual logró la liberación incondicional de estos en septiembre de 1979. Puntualizó, además, cómo la solidaridad internacional fue un elemento clave en el proceso de liberación.

El sábado 14 de septiembre, Rafael y yo salimos temprano en la mañana para Nueva York. Distinto al viaje de 1954, esta vez Rafael dejaba atrás la ciudad de Washington, D.C. después de tres días de recibir la más fuerte solidaridad con Puerto Rico y con los Cinco Hermanos Cubanos. Esta vez Rafael no iba a enfrentar un segundo juicio en Nueva York, ni dormiría en una fría celda, ni recibiría una golpiza inmisericorde. Esta vez el viaje de Washington, D.C. a Nueva York sería acompañado de seres muy queridos. Iba feliz, fuerte y triunfante.

Volviendo al bolero, finaliza con las siguientes líneas: “….habrán pasado los años/ pero el tiempo no ha podido/ hacer que pase lo nuestro”. Ciertamente han pasado los años y han cambiado muchas cosas. Hoy día, Cuba y Venezuela son países estandartes de una nueva Latinoamérica. Por otra parte, hay cosas que jamás deben cambiar. La lucha y la solidaridad lograron abrir las puertas de las mazmorras imperiales en 1979, y esa misma lucha y solidaridad traerá la libertad a nuestros cinco hermanos cubanos. Así fue y así volverá a ser porque nada hará que cambie “lo nuestro”, que es el triunfo de la verdad y la justicia. ¡Libertad para Los Cinco!

28 de septiembre de 2012

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: