Maggie Alarcón

Cuando la torpeza se multiplica…

In Cuba, Cuban 5, Politics on September 18, 2013 at 12:18 pm

Image

Margarita Alarcón Perea

Hace años la actriz británica, Vanessa Redgrave usó el podio de los Oscares en la noche de las premiaciones para exigir a favor de los derechos del pueblo palestino. Recuerdo bien como mi madre me comentó que ahí tenía yo en frente a una mujer de temple y principios que no iba a dejar una oportunidad como esa pasar por alto. Eso fue en la década del 70 del siglo pasado y muchos más fueron los que la secundaron en usar el mismo podio para dejar saber sus opiniones en temas políticos y sociales.

No hace mucho, y ya en este siglo, durante la invasión del presidente Bush hijo a Irak, la Academia de Artes e Industria Cinematográficas de EEUU,  habiendo aprendido bien la lección de antaño, le aclaró a los artistas- presentadores que quedaba terminantemente prohibido usar la noche de premiaciones para hablar otra cosa que no fuera lo que apareciera en el guión establecido. Esto trajo consigo que muchos artistas ahí presentes portaran lazos de paz a modo de dejar claro su postura respecto a la guerra y otros en rojo blanco y azul portados por aquellos que apoyaban la invasión.

El pueblo estadounidense ha aprendido que hay lugares para cada cosa y que cada cosa debe ir en su lugar.

¿Es correcto esto?

Bueno, no. No todo el mundo está a favor de establecer un guion respecto a la libertad de expresión. Pero si hay ciertas reglas éticas y de comportamiento que no debemos perder de vista. Digamos que no sería la decisión más feliz gritar a favor del aborto y del uso del condón en medio de una boda televisada, aun cuando tu derecho a expresarte nunca deba ser censurado.

La semana pasada se cumplía el 15 aniversario del injusto encarcelamiento de 5 cubanos considerados en la isla como Héroes. Estos cinco hombres llevan años encerrados en cárceles de EEUU acusados injustamente y sentenciados a penas que van de 15 años hasta dos cadenas perpetuas.

El gobierno cubano en coordinación con varios artistas de la isla organizó un concierto al aire libre para honrar a estos hombres y a la causa que aúna al pueblo: su regreso a la patria. El pueblo ahí presente portaba cintas amarillas en las solapas, en las muñecas, de bufanda o simplemente se vistieron de amarillo esa noche. Cintas amarillas fueron atadas a los postes de banderas que hondean frente al malecón habanero delante del edificio de la Sección de Intereses de los EEUU en la Habana. Cintas amarillas significando, como lo hacen en EEUU, que Cuba quiere que regresen los Cinco a casa.

Cerca del final de la noche cuando faltaban pocas agrupaciones por presentarse le tocó subir a escena a uno de los músicos más renombrados y cabales de Cuba, Robertico Carcassés, quien es el director y fundador del grupo Interactivo, una agrupación que sin dudas es el Suma Cum Laude de la excelencia musical y artística.

Durante la presentación,  Carcassés se hizo a un lado, dejó el piano y comenzó a improvisar letras. Durante la improvisación se viró hacia la Sección de Intereses de EEUU en la Habana y pidió la libertad de los Cinco. También le pidió a EEUU que pusiera fin al bloqueo de más de 50 años que tienen contra la isla y  pidió a Cuba que cesara con el  auto bloqueo que tiene la isla contra sí misma. Solicitó más libertad de información, facilidades para poder adquirir un carro, libertad para “María” y que pudiera él algún día elegir de manera directa a su presidente.

Nada de esto es nuevo para la mayoría de los cubanos. El “bloqueo interno” como le dicen muchos es algo tan viejo que casi que es un cliché y se refiere a cosas muy especificas que afectan a un sistema que debería luchar por ser siempre mejor. Se refiere a la burocracia que ahoga, la estupidez la rigidez y la intolerancia. Un cambio en el sistema electoral tal que exista el voto directo,  un tema que comparten pocos pero sin dudas un tema que insta a opinar. En mi caso personal la idea es bella pero solo funcionó sobre papel y piedra. Murió  junto a la Grecia antigua al igual que las muchas columnas que una vez construyeron; la verdadera democracia simplemente no existe – al menos por ahora – en ninguna parte del mundo. Pero bueno, Carcassés tiene derecho a soñar.

Al día siguiente fueron citados él y sus compañeros de grupo a una reunión en el Instituto Cubano de la Música donde les fue informado que las palabras de Carcassés en el acto de la noche anterior eran inapropiadas, autocomplacientes y no estaban en concordancia con el objetivo por el cual se había llevado a cabo el concierto. Esto puede que sea o no cierto, y definitivamente que es un asunto de opinión personal. También se le informó que debido a esto quedaba suspendido de llevar a cabo presentaciones en localidades del estado hasta nuevo aviso.

¿Se pasaron?

Si uno está de acuerdo en que un concierto honrando a Los Cinco,  hombres que han dedicado los mejores años de sus vidas a protejer a su patria contra actos de terrorismo, no es el momento para vociferar quejas y sugerencias que van de lo sublime a lo ridiculo, entonces en consecuencia con eso, hay que también estar de acuerdo en que prohibirle a un artista el derecho a presentarse en vivo hasta “nuevo aviso” por haber hablado lo que piensa, es igualmente inapropiado por no decir otra cosa. Silvio Rodríguez lo dijo mejor cuando calificó a ambos hechos de “torpezas”.

Si, es cierto, el momento no fue el más feliz  para hacer públicas sus opiniones, y si, puede que algunas o todas  no cuenten ni por mucho entre los mayores problemas que tiene la Revolución Cubana, pero al final, cuando se analiza a fondo, el castigo no se ajusta al “crimen”.

Roberto Carcassés es un músico de 41 años, no es un político. Es un hombre con una enorme cantidad de seguidores dentro y fuera de la isla; es prueba viviente que el sistema de educación musical en Cuba se puede parar al lado de cualquiera en el mundo. La semana pasada no solo esgrimió su opinión personal sobre aspectos que considera importantes, sino que se viró hacia la representación de los EEUU en Cuba y pidió dos cosas que para la nación cubana son incondicionales: la liberación de los Cinco y el fin al bloqueo.

¿Parece fácil, no?

Pues no lo es. Para muchos artistas en Cuba es bien conocido que hablar abiertamente a favor de Cuba y en contra de los EEUU puede significar la diferencia entre obtener una visa de entrada a “la Yuma” o no. Carcassés puso la suya en riesgo el 12 de septiembre pasado, no muchos han hecho lo mismo.

Según lo veo, el momento no fue el más feliz para lavar la ropa sucia como dice el refrán, pero mirándolo con vista larga, cuando alguien como él hace lo que hizo y de alguna manera logra que se hable de los Cinco dentro del muy manido y controlado mundo de los medios, no se merece un castigo, se merece una medalla.

Declaración de Silvio Rodriguez http://segundacita.blogspot.ca/2013/09/puntualizando.html

Declaración de Robertico Carcassés https://www.facebook.com/iinteractivo?hc_location=timeline

Vence el raciocinio http://www.havanatimes.org/sp/?p=90678

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: