Maggie Alarcón

El surrealismo electoral

In Politics, US on September 15, 2016 at 12:26 pm

trump

Por Lety Bonnin Gutstadt

En estas últimas semanas la candidata demócrata, Hillary Clinton, vio esfumarse su ventaja ante su rival republicano, el magnate inmobiliario Donald Trump, quien de casi 9 puntos porcentuales pasó a perder por un punto de diferencia.

Estas elecciones en Estados Unidos se vislumbran como las más  largas, costosas, mediáticas y peligrosas en la historia, el resultado será determinado entre los dos candidatos menos apreciados por los estadounidenses. Todo parece indicar que estas elecciones nos dejarán un nuevo mapa electoral, con cambios demográficos que favorecen mucho a los demócratas, para algunos analistas Texas, que es históricamente un feudo republicano, podría tener este año un voto demócrata. Hace unos días un importante periódico conservador del estado petrolero dio públicamente su apoyo a la ex secretaria de Estado, siendo la primera vez en 75 años que apoyan a un candidato demócrata.

Donald Trump ha llegado a las puertas de la Casa Blanca, desafiando todas las tradiciones políticas en Estados Unidos; él mismo se presenta como un “No  político” que dice lo que piensa y que tiene el valor desafiar todas las reglas del juego. No es menos cierto, que esa manera desenfrenada durante las primarias republicanas lo ayudó entre los insípidos candidatos de su partido, pero luego de lograr ser el candidato ha tenido que recular en varias ocasiones por ofensas a mujeres, latinos y musulmanes.

Muchos aseguran que Trump no cuenta con la preparación necesaria para convertirse en comandante en jefe, muchos están alarmados por su temperamento y su conocida falta de conocimiento y, de este modo, Clinton sigue siendo la única “adulta” en esta campaña.

Pero dejemos volar nuestra imaginación por un momento y pensemos en un Estados Unidos con Trump en la oficina oval; ¿se pondrá a pedir disculpas cada vez que hable sin pensar y ofenda?, ¿se terminará la eterna rivalidad entre Estados Unidos y Rusia? ¿Qué país se convertirá entonces en su rival?, ¿construirá el tan mencionado muro?, preguntas de difícil respuesta.

Una tarea un tanto complicada, imaginarse al magante en la Casa Blanca. Estados Unidos puede pasar a ser centro de grandes burlas a nivel mundial, pues no se puede gobernar diciendo “Donde dije digo, digo Diego”.

¡Qué Dios nos coja confesados si esto llegará a pasar!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: