Maggie Alarcón

Posts Tagged ‘Miami’

Otra vez esperando a Trump

In Politics, Politics on July 13, 2017 at 4:03 pm

Donald Trump

Por Ricardo Alarcón de Quesada

Es grande la expectativa por conocer lo que dirán exactamente las nuevas regulaciones que serán aplicadas para dar cumplimiento a la Directiva que firmó Donald Trump el pasado 16 de junio para intensificar el bloqueo contra Cuba en un burdo espectáculo realizado en Miami. Han sido tres semanas de comentarios y especulaciones en los que no pocas veces se soslayan aspectos fundamentales y es frecuente tropezar con fórmulas apegadas a las “pautas informativas” que quiere Washington. Como cuando se insiste en hablar de la prohibición a las transacciones con empresas vinculadas a las Fuerzas Armadas y al Ministerio del Interior pero nada se dice de la extensión de semejante prohibición, que también está en la Directiva, al conjunto de la sociedad cubana. Ahora se afirma que la OFAC (Oficina para el control de bienes extranjeros del Departamento del Tesoro, instrumento clave de esa política) dará a conocer las mentadas regulaciones el 15 de septiembre y para aumentar el interés se acompaña el dato con un reloj digital que va descontando los días, horas, minutos y segundos que nos acercan a esa fecha.

Han sido tres semanas también de diversas manifestaciones de rechazo por nuestro pueblo y también de la amplia solidaridad internacional que incluye a muchos estadounidenses, entre ellos sectores empresariales, académicos y políticos.

Enfrascados en disquisiciones acerca de la imaginaria “normalización” de las relaciones supuestamente intentada por Obama, el chabacano manotazo de Trump incorporó nuevos elementos de confusión al debate.

Conviene una pausa de reflexión antes que se produzca otra noticia desde la capital norteamericana que enrede aun más el análisis. Porque esa noticia tiene un plazo fijo: tiene que producirse, a más tardar, el 16 de julio, es decir, antes de que termine esta semana.

Ese día, el 16 de julio, vence el término para la suspensión de la posibilidad de recurrir ante los tribunales norteamericanos, conforme a la Ley Helms-Burton, que desde 1996 reconoce ese derecho a quienes fueron expropiados por la Revolución incluyendo a los que entonces no habían adquirido aun la ciudadanía estadounidense y que, según el Departamento de Estado, serían más de 200 mil demandantes.

Si tal cosa ocurriese, provocaría numerosos pleitos con los inversionistas extranjeros pero además crearía un inaudito caos judicial ante las reclamaciones que pudieran presentarse y a cuya preparación, por cierto, se han dedicado, desde aquel año, algunos abogados de Miami involucrados en la redacción de dicha Ley.

Ante la protesta de la Unión Europea fue introducida la cláusula que permite al Presidente de Estados Unidos dejar en suspenso la posibilidad de reclamar ante los tribunales por un período de seis meses. Durante más de veinte años, Clinton, W. Bush y Obama, aplicaron la suspensión. Ahora le toca a Trump.

Actuar como sus predecesores parecería ser lo que aconseja la lógica y el sentido común pero esas son cualidades que no siempre guían al actual inquilino de la Casa Blanca y ello alienta a algunos que buscan hacer regresar a Cuba al pasado y convertir a los tribunales yanquis en instrumentos para el odio y la venganza.

Otra vez estamos a la espera de Trump.

En cualquier caso, si no lo hace ahora, le quedarían por delante varios plazos semestrales para sembrar el caos antes de concluir su mandato. Así será mientras la infame Ley no sea derogada completa y definitivamente.

 

Publicado originalmente en Por Esto!

a Letter to Obama

In Cuba/US, Cuban 5 on April 3, 2014 at 1:17 pm

 

April 5, 2014

President Barack Obama
The White House
Washington, D.C.

Dear President Obama:
I write you today to urge that you look at the case of the three Cubans still held hostage to our outworn and dangerous foreign policy towards Cuba. Called “The Cuban Five” by their supporters, they were sentenced to lengthy prison terms in 2001 for the crime of trying to protect the lives of their fellow citizens-and, for that matter, the lives of many U.S. citizens too. Two have been released from prison, and of the three who remain, one was sentenced to life imprisonment. I understand far too well the urgency that led the Cuban government to send these very brave men to infiltrate the Cuban exile terrorist organizations.   
“Terrorist” is not too strong a word to describe the groups these men infiltrated in Miami. For decades they have ignored the laws of the United States which gave them new lives and protection. These groups were left alone by U.S. authorities to carry out a war against both Cuba and these with whom they disagree on U.S. territory. Many of them were U.S. citizens. I am one of these victimize by them.  
In March, 1973, a member of one of those exile terrorist organizations placed a large plastique bomb in the Center for Cuban Studies, almost destroying the entire facility in Greenwich Village, New York City. The only part that was NOT destroyed was where I was sitting – my only injuries occurred because the blast caused the large glass window next to me to shatter and fall on me as I was typing.  
For me, then, the “Cuban Five” represent a heroic effort to disrupt activities deemed illegal by our own government. It is past time for the release of the three remaining imprisoned.

Sincerely
Sandra Levinson
Executive Director
Center for Cuban Studies  

SANDRA LEVINSON is the President and Executive Director of the Center for Cuban Studies, and was one of the Center’s founders in 1972. In 1991 Levinson spearheaded a lawsuit against the U.S. Treasury Department which resulted in legalizing the importation of original Cuban art.  She is currently directing works at the Cuban Art Space, which she founded in 1999, to properly house and archive the thousands of posters, photographs and artworks which the Center has collected in the past 42 years. The Center collection consists of more than 3,000 works of art, 2,000 photographs and 5,000 posters and the Art Space shows art exclusively from Cuban artists. It also sponsors talks, film showings, performances, and serves as an arena for visiting artists and writers from Cuba.In 2004 Levinson was awarded the José Maria Heredia Medal in Santiago de Cuba, that city’s most important cultural award, for her dedication to the city’s artists. Earlier, she was given Cuba’s Friendship Medal from the Cuban Institute of Friendship with the Peoples. 

 

 

Obama en Miami: ¿dónde está la verdad?

In Politics on November 14, 2013 at 11:41 am

 

Por Carlos Alzugaray Treto[1]

Entre los días 8 y 10 de noviembre el tema de las relaciones Cuba-Estados Unidos fue nuevamente objeto de manipulación por varios medios de prensa. El motivo fue una visita del Presidente Barack Obama a la ciudad de Miami que tuvo lugar en la tarde del viernes 8 de noviembre con fines de recaudación de fondos para las próximas campañas electorales para Senadores en Estados Unidos. Según la bitácora de actividades del Primer Mandatario que se puede encontrar en el sitio web de la Casa Blanca, Obama llegó a Miami a las 3:45 pm para desarrollar las siguientes actividades: visita a un evento del Comité Nacional de Partido Demócrata a las 4:25 pm cerrado a la prensa; y breves intervenciones en dos funciones públicas de recaudación de fondos a las 6:20 y 7:45 en residencias privadas que sí estarían abiertas a la prensa. Como se ve una visita breve, focalizada en temas de política doméstica

En condiciones normales, estas visitas no tendrían mayor trascendencia. De hecho el Presidente Obama llegó a Miami procedente de Nueva Orleans, donde había estado con semejantes propósitos y en esa ciudad no se generaron muchas noticias. No sucedería así con el periplo miamense. El propio día 8 la agencia EFE rompió el hielo con el siguiente titular: “Obama se reúne en Miami con disidentes cubanos Fariñas y Soler”[2]. Sin embargo, poco tiempo después, el boletín electrónico especializado The Hill, una fuente imprescindible para seguir los principales acontecimientos políticos estadounidenses, se refirió a la misma actividad en un artículo de Justin Sink con el siguiente titular: “Obama: E.U. debería ser ‘creativo y reflexivo’ en su política hacia Cuba”[3].

EFE ponía énfasis en el llamado “encuentro” e insinuaba que fue una larga entrevista, citando al anfitrión, Jorge Más Santos, Presidente de la Fundación Nacional Cubano-Americana, quien, según la agencia, “manifestó que la reunión de los disidentes cubanos con Obama es ‘una gran señal de apoyo de la Casa Blanca’ a la oposición”.

The Hill, por su parte, reportaba que el Presidente había dicho que seguirá “actualizando” su política hacia Cuba y que se observaban cambios en la Isla. Como antecedentes de esa actualización se refirió a la flexibilización de los viajes a la Isla y al realizado por los cantantes Beyonce y Jay Z a la Habana con las nuevas licencias, tan criticado por sectores de la derecha cubano-americana de Miami. También informaba que las palabras de Obama tuvieron lugar en una función de recaudación de fondos (la tercera del día en Miami) en presencia de los Senadores demócratas Bill Nelson (Florida) y Michael Bennett (Colorado). No mencionaba ni a Berta Soler ni a Guillermo Fariñas, era como si no hubieran asistido.

Estos sólo fueron los cables iniciales. Al día siguiente hubo disímiles reacciones de los medios de prensa. Algunos destacaron en sus titulares fundamentalmente la noticia de la presencia de Fariñas y Soler en el evento, como lo hicieron El País (Obama se reúne en Miami con la disidencia interna de Cuba) y El Nuevo Herald (Primer Encuentro del Presidente con Opositores Cubanos: Obama se reúne en Miami con Guillermo Fariñas y Berta Soler). Ninguno de los dos reportajes, firmados por Mayé Primera y Juan O. Tamayo respectivamente, hizo referencia directa alguna al discurso público del Presidente, citando solo a Más Santos, Soler y Fariñas. Ambos periodistas dan la impresión de que lo único que hizo Obama en la casa de Santos fue reunirse con éstos y darles su apoyo.

El periódico La Opinión de Los Ángeles no sólo se hizo eco de esta versión de la noticia (Obama se reúne con disidentes cubanos en Miami) sino que le añadió un amplio reportaje de reacciones de los principales personeros del llamado “exilio”, reforzando con ello la idea de que había sido un encuentro histórico y que significaba que la Administración apoyaba a la “disidencia cubana”, como si eso fuera “un palo periodístico”. Solo al final del largo reportaje se refirió a que Obama estaba en Miami para recaudar fondos añadiendo: “A lo largo de su estadía en Miami, Obama ha manifestado la necesidad de que el Gobierno de Estados Unidos actualice sus políticas en relación a Cuba y señaló que no tiene sentido que las medidas puestas en marcha hace más de 50 años sigan siendo efectivas en la era de internet.”

Sin embargo, un buen número de medios consideraron que lo más importante eran los pronunciamientos del Presidente sobre Cuba en la reunión de marras en el que se refirió a la necesidad de actualizar la política hacia la Isla de manera “creativa y reflexiva.” Entre estos estuvieron ABC de España (Obama cree que EE.UU. debe revisar su política hacia Cuba); El Diario del Sur también de España (Obama empieza a ver ‘cambios’ en Cuba); Univisión de Estados Unidos (Obama afirma que EEUU debe revisar su política hacia Cuba); Progreso Semanal de Estados Unidos (Obama: Estados Unidos debe actualizar sus políticas hacia Cuba); y Associated Press de Estados Unidos (Obama: EU debe continuar actualizando sus políticas hacia Cuba[4]). Aunque algunos de estos medios se refirieron a la presencia de Soler y Fariñas, obviamente esa no era la noticia.

¿Cómo interpretar todo esto? Lo que sucedió en realidad es que Jorge Más Santos organizó en su casa una cena de recaudación de fondos que duró entre 40 minutos y una hora, en la cual habló el Presidente. El discurso de Obama, que fue dado a conocer por el Federal News Service al día siguiente, deja claro varias cosas.

Lo primero, evidentemente, es que el Presidente no fue a Miami a reunirse con Soler y Fariñas, como El Nuevo Herald, El País y La Opinión, quieren hacer ver. Fue a recaudar fondos para el Comité Demócrata de Recaudación de fondos para campañas senatoriales, que encabeza el Senador Michael Bennett (Colorado). A esas actividades asistió naturalmente el demócrata Bill Nelson de la Florida pues el otro senador de ese estado es el republicano Marco Rubio. Ambos, Bennett y Nelson fueron mencionados en el discurso por nombre y alabada su trayectoria. A los llamados “disidentes” los mencionó genéricamente.

Lo segundo, ¿por qué fueron invitados estos cubanos que se mueven entre la Habana y Miami con tanta facilidad pero que evidentemente no son fuertes donantes? Por una sencilla razón, fueron el anzuelo o señuelo que la Casa Blanca y Más Santos quisieron utilizar para atraer a algunos donantes más difíciles de convencer para que abrieran sus billeteras. Esta es la vieja táctica comercial de “bait and switch”[5], atraer al cliente con un producto llamativo y de bajo costo para después venderle otra cosa. Fueron pues dos invitados de piedra o “tontos útiles” según uno prefiera llamarles. Demostraron una vez más que son instrumentos de los círculos políticos norteamericanos que los usan para lo que les conviene.

Téngase en cuenta que en estas funciones, a las que el Presidente no puede dedicarle mucho más de 40 minutos o una hora de su apretada agenda, los comensales que pagan miles de dólares por asistir, tienen que compartir el tiempo entre ellos. Generalmente, los ayudantes del presidente se aseguran que los que más donan sean los que agarren quizás uno o dos minutos más con el presidente. El encuentro real dura segundos, lo que permite decir “Buenas tardes”, “Es un placer conocerlo”, “Sí, como no, me acuerdo de usted”, y “Gracias por llamarme la atención de ese problema¨.

Tercero, el discurso de Obama estuvo dedicado fundamentalmente a cuestiones domésticas: energía y necesidad de trabajar con el congreso para aprobar programas. Quizás le haya dedicado a Cuba un 25% del tiempo.

Téngase en cuenta que el contexto de Miami no es propicio para separarse del concebido guión de más mano dura y nada de concesiones o negociaciones. Incluso, hubo una época en que cuando los candidatos presidenciales iban a esa ciudad y hablaban de Cuba, cierta claque enardecida, partidaria precisamente del padre de Jorge Más Santos, el tristemente célebre Jorge Más Canosa, gritaba: “¡Guerra! ¡Guerra!”. Pero esos tiempos ya han pasado.

Pero veamos que dijo Obama, que la mayoría de los medios consideraron más noticia que el “no encuentro”:

  1. “Hemos comenzado a ver cambios en la Isla”. Es cierto que lo dijo de una manera en que se insinuaba que era resultados de sus políticas pero vale recordar que no hace un año le dijo a una televisora hispana que no veía cambios. Así que se puede anotar como un hecho positivo.
  2. “Y tenemos que ser creativos. Y tenemos que ser juiciosos. Y tenemos que continuar actualizando nuestras políticas.” Lo justificó argumentando que cuando Fidel Castro llegó al poder él acababa de nacer y que no se podía esperar que las mismas políticas funcionaran en la época de Internet y Google. No obstante, afirmó que el objetivo es el mismo, o sea, el cambio de régimen. Esto, por supuesto, no hace más que generar desconfianza entre la mayoría de los cubanos que no queremos injerencias foráneas en nuestros asuntos internos, como es natural. Aún teniendo en cuenta esto último es un cambio hablar de creatividad, medidas juiciosas y de seguir actualizando la política.
  3. Muchos despachos noticiosos asociaron varias frases del presidente en torno a la polarización existente en Washington como un obstáculo a la actualización de la política hacia Cuba, pero del texto del discurso eso no está claro. Parece referirse más a otras medidas. Aunque es cierto que las leyes Torricelli y Helms Burton aprobadas por el Congreso en 1992 y 1996 limitan la “creatividad” de su Administración. Así que si el Presidente lo que tenía en mente era conminar al Congreso a que lo apoye en la actualización de la política hacia Cuba, bienvenida esa iniciativa.

Dándole el beneficio de la duda, hay un giro de discurso novedoso con Cuba que permite avizorar que el Presidente está considerando otras medidas más positivas. Sus declaraciones contradicen dos importantes aspectos que son sustentados por lo más recalcitrante del lobby cubano-americano, en el cual se incluyen los Representantes Ileana Ross Lehtinen y Mario Díaz Balart, pero también los Senadores Marco Rubio y Bob Menéndez (este último de su propio partido), que en Cuba no hay cambios y que no hay que aflojar la política de mano dura. La política de Obama de flexibilizar los viajes de norteamericanos a Cuba es objeto de particular desdén y crítica. Este grupo tampoco está interesado en una política “creativa” y “juiciosa”. Para ellos, la política hay que mantenerla tal y cómo está y, si es posible, darle marcha atrás a algunas de las iniciativas de Obama.

Ya que el Presidente habla de cambios y creatividad, y confiando en que fue sincero, me permito hacerle desde la Habana las siguientes sugerencias:

  1. Elimine a Cuba de la lista de estados promotores del terrorismo; después de todo es en la Habana donde el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia han negociado y alcanzado acuerdos de paz muy significativos. El poco creíble argumento de que Cuba está en la lista por sus relaciones con la FARC se caerá cual mustia hoja de parra.
  2. Acceda a la demanda unánime de América Latina y el Caribe de que se invite a la próxima Cumbre de las América de Panamá en el 2015 al mandatario cubano Raúl Castro, hoy Presidente pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericano y Caribeños (CELAC). No se puede pensar en nada más juicioso que reconocer una realidad: Cuba forma parte de América Latina y el Caribe y es uno de los actores más reconocidos en la diplomacia continental por parte de los demás países de la región.
  3. Como resultado de estas dos medidas que fomentarán la confianza mutua entre ambas partes, acepte la propuesta cubana de iniciar conversaciones para la firma de un acuerdo bilateral de lucha contra el terrorismo. En ese marco, explore la posibilidad de que ambas partes encuentren una solución mutuamente aceptable de carácter humanitario para que los ciudadanos de ambos países que actualmente cumplen condenas en el otro por realizar actividades al servicio de los dos gobiernos sean liberados y puedan regresar a sus respectivos países para reunirse con sus familias. Me refiero por supuesto a los 4 agentes anti terroristas cubanos que todavía se encuentran en establecimientos penitenciarios estadounidenses y al contratista de su país que se encuentra bajo custodia cubana.
  4. Si tanto resultado han dado sus políticas de flexibilización de viajes, continúe ampliándolas. Otorgue licencias más abarcadoras como le han sugerido varios grupos de lobby contrarios al bloqueo, incluso el cubano-americano Cuba Study Group.
  5. Finalmente, trate de que sus principales asesores o Usted se reúnan con la mayor variedad de cubanos posibles, no sólo con sus preferidos. Estos preferidos le dicen a los funcionarios norteamericanos lo que quieren oír pues no les interesa lo que se piense de ellos en Cuba. Fíjese si eso es así, que uno de ellos, Fariñas, se retrató con Luis Posada Carriles, el Bin Laden latinoamericano, el mayor terrorista asesino de cubanos inocentes; y la otra, Soler, afirma que la Cuba de Batista, durante la cual se torturó y asesinó a mansalva, “era una joyita”.

Puede haber muchos, pero sugiero cuatro candidatos que no son funcionarios gubernamentales propiamente dichos, son reconocidos por sus contrapartes en Estados Unidos, y tienen fundado prestigio dentro y fuera de Cuba. El Presidente de Estados Unidos que en el 2008 argumentó que había que hablar con todo el mundo, se beneficiaría de hablar con estas personas, pues todas son promotoras del cambio: Mariela Castro, que tanto ha contribuido a cambiar la perspectiva de los cubanos sobre las comunidades LGBT; Miguel Barnet, escritor y antropólogo cuya Biografía de un Cimarrón, traducida al inglés y a otros idiomas, narra la historia de un esclavo fugado de sus amos en el siglo XIX; Eusebio Leal, el Historiador de la Ciudad de la Habana, reconocido mundialmente como uno de los mayores expertos en la restauración de monumentos arquitectónicos; y Rafael Hernández, editor de la revista Temas, una de las publicaciones más abiertas y diversas de Cuba. Por cierto, asegúrese que sus funcionarios le den la visa a este último pues se la han negado 3 veces a pesar de que entre el 2010 y el 2011 impartió cursos sobre Cuba las Universidad de Texas, Harvard y Columbia y es coautor de varios libros de colaboración entre académicos cubanos y norteamericanos.

Con estas cinco iniciativas, el Presidente demostrará si es verdad que va a enfocar la política hacia Cuba con “creatividad” y “juicio” y, lo que es más importante, comenzará a despejar los velos de desconfianza que separan a ambos países.


[1] Embajador, Doctor en Ciencias Históricas y Profesor Titular Consultante del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos (CEHSEU) y de la Cátedra del Caribe de la Universidad de la Habana. Miembro del Consejo Editorial de la Revista Temas y de la Sección de Literatura Histórica Social de la Asociación de Escritores de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

[2] Berta Soler y Guillermo Fariñas son dos de los ciudadanos cubanos que gozan, fuera de Cuba, del dudoso mérito de ser considerados “líderes” de la llamada “oposición¨ al gobierno cubano. Dentro de la Isla, o son desconocidos o son vistos con desconfianza por su tendencia a manipular las relaciones con embajadas extranjeras en función de su beneficio pecuniario personal. Ninguno de ellos participa en alguno de los foros de debate público que se promueven desde distintas esferas (Centro Cultural Martin Luther King, Último Jueves de Temas, Revista Espacio Laical o los conocidos programas de la televisión cubana: Mesa Redonda y el Triángulo de la Confianza). Se desconoce cuáles son sus posiciones ante temas candentes de la realidad cubana sobre los cuales se delibera en estos espacios.

[3] En inglés: Obama: U.S. should be ‘creative and thoughtful’ in Cuba policy

[4] En inglés: Obama: US must continue updating Cuba policies

[5] Literalmente: señuelo y cambio.

Olímpico en Miami: “Cuba va a ganar”

In Cuba/US, Sports on August 14, 2013 at 10:13 am

Antiguo centerfield de Industriales, el zurdo Javier Méndez.

 

Tomado de “La tarde se mueve”

Lunes 12 de agosto de 2013

www.latardesemueve.com

 El lunes 12 de agosto, el antiguo tercera base del equipo  de baseball, “Industriales” , y hoy mentor del actual equipo, Lázaro Vargas, le concedió una entrevista al programa “La Tarde se Mueve” en Miami. Vargas se encuentra en esa ciudad junto a otros antiguos miembros del equipo Industriales para celebrar el 50 aniversario del primer triunfo de esa selección. “Industrialistas” que viven en Cuba y otros que ya no residen en la isla jugarán varios partidos en territorio estadounidense, demostrando que el vencedor es el deporte y la racionalidad. 

EDMUNDO GARCIA: Buenas tardes. Muchas gracias Lázaro Vargas por estar en “La tarde se mueve”.

LAZARO VARGAS: Muchas gracias a ti Edmundo.

EG: Lo primero, la pregunta tópica, el lugar común, ¿cómo te sientes de estar aquí para este evento que camina a realizarse, a pesar de que ha habido inconvenientes extradeportivos que lo tratan de impedir. Pero ya ustedes están aquí. ¿Qué sensación tienes de estar aquí en Estados Unidos para este evento?

LV: La sensación es muy agradable, fuimos muy bien acogidos por muchos compañeros de los que jugaron con nosotros. Esperando por jugar todos.

EG: ¿Cómo se han preparado ustedes? Porque en el caso tuyo debes estar por 40 y…

LV: Yo tengo 49 años.

EG: En el caso de ustedes, es difícil para alguien que ya está en la categoría de veterano, en un equipo de beisbol… Aunque déjame decirte que en la historia del beisbol hay peloteros que han rendido hasta los 48 y los 49. Por ahí hay un record de 51, pero esas son excepciones, debe ser grande el esfuerzo para prepararse para un juego de  nueve innings.

LV: Es difícil pero se hace el esfuerzo. En el caso mío me preparo todos los días. Me he preparado bien, he corrido, empecé a hacer pesas, he estado dando más de 100 batazos en la práctica. Me he preparado bien porque uno no quiere que lo vean como que ya está en una etapa terminal de la pelota. Estamos bien preparados.

EG: Estás muy bien preparado para lo que constituye un juego de veteranos.

LV: Así es.

EG: Dime si es cierto o es falso esto que te voy a decir. Me dijeron que algunos quieren jugar no a la pelota dura, sino al flojo.

LV: No, no, no, eso es mentira. Es totalmente falso.

EG: Era una broma. Lázaro, ya tienes 49 años, tengo entendido que tienes un hijo que es mejor pelotero que tú.

LV: El muchacho juega bien, viene bien, está todavía en las categorías de menos de 15 años. Está en sub-15, tiene 13 años ahora, pero ojalá sea mejor que yo. Va a cumplir 14 ahora en noviembre.

EG: Y en qué posición se desenvuelve.

LV: En la misma que yo. Juega tercera pero tiene más habilidades que yo porque juega segunda, juega torpedero.

EG: Alguien me dijo que se está haciendo un documental en La Habana donde entrevistaron a tu hijo. ¿Tu hijo se llama igual que tú?

LV: Se llama Miguel Antonio Vargas.

EG: Cuál es la edad mínima, porque yo recuerdo que Omar Linares jugó la Serie Nacional con 16. ¿Eso todavía es posible en Cuba, en dependencia del rendimiento, o las reglas no lo permiten?

LV: Es posible todavía. El hijo de Víctor Mesa jugó ahora con 17 años.

EG: En la pelota amateur es posible jugar con menos de 16. Ahora, me han dicho que al niño lo entrevistaron para un documental, me dijeron que le preguntaron por el Duque Hernández, que fue compañero tuyo, y me han dicho que el niño dijo en ese documental, que aún no ha salido, que él admiraba al Duque, que él aspiraba a jugar en Grandes Ligas sin verse obligado a abandonar su país, sin verse obligado a renunciar. ¿Cómo fue eso? ¿Eso fue así?

LV: Eso fue así exactamente y efectivamente esas fueron sus palabras; yo me quedé hasta sorprendido. La muchacha que estaba haciendo el documental le preguntó, y el dijo que sí, que quería conocer al Duque, saludarlo; y ella le preguntó si le gustaría jugar en Grandes Ligas y él le dijo que sí, que le gustaría jugar en Grandes Ligas pero sin abandonar su país.

EG: El niño parece muy inteligente porque realmente el único impedimento que existe para que peloteros cubanos jueguen en Las Mayores, no lo pone Cuba, lo pone la OFAC (Oficina de Control de Fondos Extranjeros), el Departamento del Tesoro, que obliga a que el pelotero que vaya a jugar aquí, llegue por donde llegue, y no quiero politizar la entrevista contigo pero esto cae por sí solo, la única excepción es para peloteros cubanos, que deben renunciar a mantener algún tipo de relación con Cuba, y es impresionante que este niño de 13 años y pico entienda, sin saber quizás las regulaciones, que le gustaría probarse en la Gran Carpa de los Estados Unidos, sin tener que renunciar a su país. Me parece muy significativo.

LV: Es que él entiende esas cosas porque le he explicado, desde siempre. El pregunta, es un niño y él pregunta, y he tenido que explicarle bien cómo es el mecanismo que hace  que los cubanos tengan que abandonar su país para jugar en Grandes Ligas. Eso tiene consecuencias, que no son enteramente deportivas, y él me dijo que le gustaría, pero sin tener que abandonar Cuba.

EG: Eso está muy bien. Lázaro, tú como director, como manager del equipo Industriales, ¿te sientes realizado como te sentiste de jugador regular en tercera base.

LV: Sí. No te imaginas lo realizado que yo me siento, porque es el pequeño aporte que tú puedes hacer después que terminas tu carrera activa. Yo creo

Lázaro Vargas, #20

que es bueno enseñar tu experiencia a todos esos muchachos jóvenes, me siento completamente realizado en poder aportar en ese sentido.

EG: ¿Es cierto que pasaste por una disyuntiva de un contrato como entrenador o técnico en Canadá, y que renunciaste a eso para ser técnico de Industriales?

LV: Así mismo fue. Tienes buena información, increíble.

EG: ¿Cómo fue eso?

LV: Yo tenía un contrato para trabajar en Canadá…

EG: ¿En qué año?

LV: Hace dos años. Estamos en el 2013, esto fue del 2010 para el 2011. Y ya tenía mi contrato hecho, solamente me hacía falta recibir el pasaje, y bueno me vino la proposición de dirigir Industriales y renuncié a mi contrato en Canadá y me quedé en Cuba.

EG: Lázaro, déjame hacerte una pregunta. Sobre los resultados del equipo Cuba ante Estados Unidos, dirigido además por su mentor Víctor Mesa. ¿Cómo sentiste este “nocao” Lázaro, fueron 5 juegos y cinco derrotas, cerradas, pero cinco derrotas. ¿Cómo tú interpretas esto que pasó aquí hace unas semanas?

LV: Fue como tú dices, a nosotros nos duele cuando el equipo nacional pierde, sea el torneo que sea, no tiene que ser específicamente con los norteamericanos; pero ese 5 a 0, sin ganar un partido… Yo creo que habría que analizar, problemas de preparación, de juego colectivo, se unieron muchas cosas que yo creo que deberían ser analizadas por la Comisión Nacional.

EG: Hay quienes dicen, los detractores de Víctor Mesa… tú y Víctor son, tanto como jugadores que como managers, los que más simpatizantes y detractores acumulan, hay quienes dicen menos Víctor Mesa y más Ariel Pestano. ¿Tú crees que influyó la exclusión del receptor villaclareño y por tantos años receptor del equipo nacional Ariel Pestano, que influyó en estas derrotas?

LV: Yo creo que Pestano es un pelotero que es muy útil. Pestano es un pelotero que todavía le queda, un receptor de una calidad excepcional, ahora yo no estoy en la Comisión Técnica, no te puedo decir, no puedo valorar cómo fue que se hizo este equipo; no sé bajo qué bases; porque a lo mejor están buscando todavía hasta el 2016, que es el peso demográfico, no sé decirte cómo se hizo ese equipo. Ahora, Pestano es un cátcher con una tremenda calidad, con un resultado histórico, eso no lo podemos negar y pienso que pudo haber ayudado mucho al equipo. Y lo puede ayudar todavía, porque si está fuerte no tiene nada que ver que tenga los años que tiene.

EG: Tú personalmente, Lázaro Vargas, ¿habrías excluido a Pestano del equipo Cuba?

LV: Yo personalmente no lo hubiera excluido.

EG: ¿Qué importancia tiene el cátcher en un equipo?

LV: El cátcher es el alma, y más con la experiencia que tiene Pestano, imagínate que el cátcher es el único jugador que ve el juego de frente, es el que sigue al pitcher, es el que puede posicionar a los jugadores si están corridos para un lado o para otro, según la táctica que vaya a tener el manager, hacia dónde estén dirigidos los lanzamientos del pitcher. Es súper importantísimo, desde el punto de vista técnico y desde el punto de vista táctico.

EG: A un cátcher se le perdona incluso que no tenga un gran poder ofensivo siempre y cuando sea capaz de llevar toda esa dirección a que tú haces mención.

LV: Tienes toda la razón, no hace falta que batee, porque la posición que él juega y en el lugar que él juega evita muchas carreras.

EG: ¿Esa concesión se le hace también a los pitchers y a los del campo corto?

LV: Esa concesión se le hace a los campo corto, segunda base y al jardinero central.

EG: Hablando de eso, de la importancia del cátcher a la hora de controlar los pitcher, y alinear los equipos, ¿es cierto que hay algún manager en el beisbol cubano actual que es él, no el cátcher, un manager (yo tengo una fuente dentro de Industriales) que se llama Lázaro Vargas, que da la señas de lo que hay que tirar, que es Lázaro Vargas el que dice recta, curva o slider? Eso me lo ha dicho una fuente que tengo en Industriales, ¿es cierto o no es cierto?

LV: Es cierto, es cierto. A veces los cátchers nuestros son jóvenes y todavía no saben pensar bien, no conocen bien a los bateadores contrarios. Los lanzadores nuestros también son jóvenes, y entonces tenemos que apelar a pedir los lanzamientos desde el banco.

EG: Eres tú entonces quien da la seña.

LV: Soy yo quien da la seña.

EG: ¿Cómo te llevas con Medina? ¿Cómo te interrelacionas con Pedro Medina?

LV: Yo creo que tenemos las mejores relaciones. Medina es el director técnico de Ciudad de La Habana. Las mejores relaciones, casi que de padre a hijo. Me ayuda muchísimo, la ayuda de Medina con el equipo Industriales es vital.

EG: Lo que pasa que el que manda es el hijo, ¿no?

LV: Pero bueno… Es muy importante la presencia de Medina.

EG: Te voy a hacer una confesión, aunque yo no soy habanero llegué bastante joven e hice mi carrera profesional en La Habana, hice aquel programa que generacionalmente te debes acordar, “De la gran escena”, soy industrialista…

LV: Déjame decirte que yo te seguía bastante en “De la gran escena”.

EG: Gracias. Y tengo que confesarte algo: Yo era de los que iba allí al estadio, al Latino, y yo estaba entre los que te gritaban, pero sobre todo por ver el monte que tu cogías. Realmente tú te ponías tan bravo con los aficionados, lo hacíamos muchos para ver tu reacción.

LV: Pero bueno ya esos tiempos pasaron, era cuando yo era jugador, ahora mi postura es diferente porque soy director de un equipo y creo que un director tiene que estar más calmado, mucho más pausado, y no transmitirle al jugador que tú estás estresado, y que estás preocupado y mucho menos que estás alterado. Eso no influye bien en el rendimiento de los jugadores.

EG: Pero no era una pose, tú te berreabas de verdad.

LV: Yo claro, todo aquello era real.

EG: Real. ¿Y qué era lo que más te molestaba cuando la grada se metía contigo? ¿Qué era lo que realmente te ponía molesto?

LV: Cualquier cosa que me dijeran. Es el temperamento. Cualquier cosa que me gritaran me sacaba un poco de mis cabales.

EG: Te pido disculpas, yo soy industrialista pero era uno de ellos.

LV: Pero te lo agradezco porque eso me hacía jugar mejor pelota.

EG: Sin embargo hoy en día tú eres un manager, a diferencia de muchos, incluso de Víctor, tú eres un manager que no discute la jugada. Tú no eres un manager que le protestas a los árbitros, qué fue lo que cambio en ti que casi no discutes la decisión de un árbitro.

LV: Casi no la discuto porque, primero, no tiene vuelta atrás. Cuando el árbitro decide ya no tiene marcha atrás. Yo creo que eso traería inestabilidad a los jugadores; yo creo que el juego debe continuar. Ver si el árbitro se equivocó o no, no es problema de nosotros. Hay federativos que se deben ocupar de esas cosas. Y otra es que el árbitro se predispone contigo y te lleva más tenso en el partido. Yo creo que no es nada productivo y por eso no discuto jugadas de apreciación en el terreno de pelota.

EG: Llama la atención que alguien que tenía un carácter tan molesto, y que además el público lo sabía, y lo hacía incluso para buscarte las cuatro patas, actualmente tenga la serenidad esa de no discutir decisiones de apreciación.

LV: Ya te dije, uno pasa de un status a otro. Hay cosas que como jugador te las permitías y ya como manager no puedes hacerla en el terreno de pelota.

EG: Hay una diferencia en cuanto a decisiones de arbitraje en Cuba, en cualquier beisbol. Un árbitro puede equivocarse en una decisión de apreciación, en lo que no puede equivocarse es en la aplicación de la regla.

LV: Ya, por eso mismo, cuando hay incumplimiento de regla esa las he protestado, y he obtenido mis triunfos, pero esas sí son protestables, las de regla, pero las de apreciación pienso que no.

EG: Lázaro, yo voy con frecuencia a La Habana, yo no puedo vivir sin La Habana…

LV: No podríamos vivir sin La Habana.

EG: No podemos vivir sin La Habana… Es muy bonito eso. Entonces como fui y soy de La Habana, de La Habana Vieja, sigo buscando esos centros nocturnos y noctámbulos de La Habana, y a veces hay chistes que he escuchado en espectáculos humorísticos en La Habana, pero que yo no entiendo, y a lo mejor como tú estás todo el tiempo allá, puedes ayudarme. He visto humoristas cubanos, reconocidos, que hablan de un Lázaro Taladrid y un Reynaldo Vargas. ¿Cómo es eso?

LV: Eso es muy gracioso. Entre Taladrid y yo existe una buena comunicación, y existe una hermandad, Taladrid y yo somos hermanos, y Taladrid lo que insiste en mí, que es lo que no acaban de entender los humoristas en La Habana es que él se preocupa muchísimo por la parte mía de comportarme, de mi ética en el terreno de pelota. No por si voy a tocar la bola o sacar el pitcher. Es en la parte ética, de estar calmado, de estar tranquilo, mis entrevistas con los periodistas, qué tan cuidadoso debo ser. En eso él sí me ha ayudado, y me seguirá ayudando. Orgulloso de que me digan Lázaro Taladrid.

EG: Tú mejor que nadie recuerdas aquel juego en Ciego de Ávila, entre Industriales y Ciego, te repito yo soy avileño de nacimiento.

LV: Tú te alegraste de que Industriales perdiera ese partido…

EG: Lo que más me gustó no fue eso. Déjame decirte que yo soy más Industrialista que avileño. Lo que me gustó fue ver la grada de pie diciendo “Taladrid batea”… Bueno lo llamé inmediatamente al estadio y se quedó sorprendido. Te cuento esto porque hay un fenómeno interesante, existe la posibilidad aquí en Estados Unidos de ver la televisión cubana completa. Pero lo que más atracción tiene, los camioncitos que ofrecen por ahí el servicio de Hispasat-1, que es un satélite gratuito, solo cuesta la instalación, lo que venden como propaganda es ver la Serie Nacional de Cuba. Y tú no te imaginas la cantidad de decenas de miles de cubanos, desde Florida hasta Alaska, siguen la Serie Nacional.

LV: Muy bueno eso.

EG: Pero además, sigue siendo para muchos, Industriales el equipo a ganar, es el equipo a vencer.

LV: Industriales tiene eso. Un equipo que muchos quieren ver ganar o ver perder, y por eso se llenan los estadios y lo sigue tanto la gente.

EG: ¿Qué hay de un proyecto que sería Industriales contra el resto de Cuba? O sea, Industriales como tal, como tú lo diriges, y todo lo que sería el resto de Cuba que me imagino que sería una paliza porque son todos los otros equipos cubanos, completando un equipo para enfrentar a los azules de la capital.

LV: La idea la está cocinando Taladrid, y es como él dice la realidad de la pelota cubana: Industriales contra el resto de Cuba. Yo creo que puede ser un partido muy importante y que la gente va a seguir mucho.

EG: Lázaro, en Barcelona creo que te hicieron una oferta de 8 millones dólares para que abandonaras el equipo de Cuba, ¿te hicieron una oferta muy tentadora alguna vez?

LV: Sí, esa misma, en Barcelona 92.

EG: ¿En las Olimpiadas?

LV: En las Olimpiadas del 92.

EG: Y te ofrecieron 8 millones.

LV: 8 millones. Y estuve muy bien en esa Olimpiada.

EG: Vargas, ¿Cuándo fue que supiste que debías decir adiós como pelotero regular? ¿Te diste cuenta tú mismo o hubo que decírtelo?

LV: En el año 2001 mi rendimiento no fue tan alto. Y te das cuenta que el roletazo que antes le llegabas ya no le llegas, o que la recta te hace más daño. Me di cuenta temprano y no tuve problemas como otros jugadores que no se dan cuenta de que el final tiene que llegar. En el 2002 me di cuenta.

EG: Recuerdo un juego donde tú participaste y nos estábamos metiendo contigo, no solo yo, allí estaban amigos tuyos, Luis Alberto García, Néstor y otros. Recuerdo que hay una conexión dura, que no teníais que fildearla de frente, pero si hubieras estado con menos libras en ese momento le hubieras llegado, y no le llegaste. Aquello provocó tremenda gritería, estaba en vida, que en paz descanse, el que fue el mejor animador de la pelota cubana desde las gradas, que fue Armandito el Tintorero, y luego te tocó batear y diste un enorme batazo, un triple, que si no fue tripe es porque no llegaste a correr…

LV: Ahí es donde la gente se tiene que dar cuenta que se tiene que retirar.

EG: Aquí todo el mundo sabe cómo yo pienso, e hice una vez un comentario sarcástico donde te mencioné, donde mencioné a otros pero sobre todo a ti, porque eras el que cogía chucho, ya veo que no coges chucho. Y dije, bueno, hay peloteros de los que vienen, que para llegar a primera tienen que dar jonrón, Vargas para llegar a primera tiene que dar un jonrón, porque si da un triple lo cogen out en primera.

LV: Pero no es mi caso.

EG: Te he visto en los entrenamientos y he visto que estás en forma. ¿Cómo piensas vivir estos encuentros que deben celebrarse aquí en los Estados Unidos?

LV: Va a ser un gran espectáculo. Ya he conversado con Osvaldo Fernández, con Alexis Cabrejas, todo el mundo está muy contento, para reencontrarnos y que sea un encuentro de amor y paz.

EG: Todo el mundo sabe en esta ciudad lo politizado que yo estoy; pero no es mi intención llevar a Lázaro Vargas a eso. Ahora, hay peloteros que se fueron de Industriales, que jugaron aquí en Grandes Ligas y han tenido una extraordinaria actitud de coraje al apoyar este encuentro. Como el Duque, me dijeron que Arocha estaba también en el recibimiento en el Aeropuerto.

LV: Estaba allí.

EG: ¿Cómo fue ese encuentro? ¿No se habían vuelto a ver?

LV: No, nosotros no nos habíamos visto desde que ellos se fueron de Cuba. Ver a Arocha de nuevo, ver a Osvaldo, ver a Alexis Cabrejas, fue emocionantísimo eso, y ojalá se repita.

EG: Algunos de ellos han ido a Cuba. Uno de ellos, un gran pitcher cubano como José Ariel Contreras. ¿Viste a José Ariel cuando estuvo en Cuba?

LV: No lo vi, no vi a José Ariel cuando estuvo en Cuba, pero sí vi a Ordoñez. Y con Ordoñez estuvimos juntos, fue al banco de Industriales, se tiró fotos, bajó al terreno. Fue muy bonito el encuentro con Ordoñez allá en Cuba.

EG: ¿Y qué tu esperas de este choque en los Estados Unidos, para dónde se va la pelota? Para ese equipo de veteranos que viene de Cuba o ese equipo de veteranos que se va a formar en los Estados Unidos?

LV: Yo creo que el juego se va a dar y se va para Cuba. Yo creo que Cuba va a ganar y van a ganar los cubanos de buena voluntad como tú y los peloteros que van a jugar ese partido.

EG: ¿Y tú qué papel vas a desempeñar?

LV: Voy a jugar tercera base.

EG: Ya tú estás hablando como un hombre sereno, maduro, añejado por la experiencia, tú sabes que algunos nos sentiríamos decepcionados, si vas a jugar regular, que no vuelvas a ser aquel pelotero que se emberrinchaba con los fanáticos. ¿Tú estás consciente de que mucha gente quisiera verte bravo otra vez?

LV: Bueno vayan allí y chíflenme y a lo mejor me sacan las pulgas y van a ver al Lázaro Vargas de siempre.

EG: Lázaro, finalmente, para terminar esta conversación que te agradezco mucho, un mensaje para ambas partes. Las últimas palabras. Pero antes de eso Lázaro, dime cómo está Industriales, el equipo que tú diriges, para la próxima temporada.

LV: Yo creo que el equipo está muy bien. Los muchachos se están preparando muy bien. Tenemos una gran deuda con la capital y creo que es hora de darle un alegrón a esa afición que va todos los días a poyarnos al estadio. Sobre todo ahora con la integración de Yulieski y sus dos hermanos al equipo… Vamos a ir muy adelante y discutir el campeonato.

EG: De eso te quería hablar. Ha habido una gran polémica porque los Gourriel, sobre todo Yulieski, una de las mejores figuras de la pelota cubana, pasa a Industriales. ¿Ya hablaste con él?

LV: Sí, cómo que no, ya hablé con él, precisamente ahora mismo se está integrando porque faltaban algunos trámites burocráticos. El tiene entusiasmo, conoce a jugadores del equipo Industriales y creo que se va a integrar muy bien. Yo pienso que ese público habanero, que está tan preocupado, cuando él empiece a batear los aplausos se van a escuchar por encima del estadio.

EG: ¿Y qué posición va a jugar Yulieski?

LV: Va a jugar tercera base.

EG: ¿Y cómo tú vas a hablar con él, con Yulieski, cuando se produzca el primer encuentro entre Industriales y Sancti Spíritus.

LV: Yo lo que le voy a decir es que ahí está el equipo, que lo estábamos esperando…

EG: No, pero cuando él se sienta frente a su antiguo equipo.

LV: El es muy profesional, no va tener problemas.

EG: Lázaro, pero después de la derrota en Ciego de Ávila Industriales no ha remontado.

LV: Industriales ha tenido alguna baja, pero ya hemos hecho la revisión, los ajustes necesarios, y creo que podremos llegar al final del campeonato.

EG: Unas últimas palabras Lázaro.

LV: Que vayan al partido y que donde quiera que estén todos los cubanos de buena voluntad que los queremos, que nos mantengamos unidos y que no se preocupen que aquí estamos nosotros para representar a Cuba y a Industriales como quiera que sea.

EG: Bueno, muchísimas gracias a Lázaro Vargas, integrante del equipo veteranos de Industriales que acaba de llegar para partidos amistosos en la Florida. Y director actual del equipo Industriales. Gracias Vargas por compartir con “La tarde se mueve”.

LV: Gracias a ti por invitarme. Creo que ha sido una conversación súper agradable, de alguien que es muy fan a ti. Por una cosa que vi tuya. Que en cualquier momento podremos hablar.

EG: Muchas gracias nuevamente, a ti y a los oyentes de “La tarde se mueve”.

Terror in Miami/Terror en Miami

In CAFE, Miami/Cuba on April 26, 2013 at 1:53 pm

 

Version en Español abajo.

This coming April 27, 2013, will mark the one year anniversary of the domestic terrorist attack on my offices in coral gables , fl. Three incendiary devices where put inside my office in the pre dawn hours of the morning. The effects where total destruction, everything was reduced to ashes. As I watched the terrorist act in Boston  I could not help but find similarities and differences comparing it to my office fire bombing. Let me be clear, I am in no way comparing both acts as the one in Boston was of much more significance and destruction, to the people, city and our country.

Here is what I learned. Both bombings, boston and my office, where carried out because of hate. I was lucky, that no one died at my office, although the potential was there, as one blog put it, “ too bad she was not inside the office”, or the other tenants of the building who could have been working late, or just someone who works the night shift, walking their dog. In the case of Boston, there was immediate condemnation from the city , state , and federal officials and a determination to catch these terrorist. In my case, to this day, not one elected official, and in particular, james cason, mayor of coral gables , has ever come out to denounce this act of terrorism. I also learned that the FBI has the technology to take grainy photographs and make them cristal clear, yes, there is a grany photograph of a vehicle of intrest in my case, but no FBI technology has every released the CLEAR PICTURE. I, like Boston  had many people come rally to help me and support me, after all my crime was, doing legal travel to Cuba  and in particular the pilgrimage for His Holyness Benedecit VI´s visit to Cuba  The Spanish radio stations where receiving calls celebrating this act, not much different than the Jihadist celebrating in the middle east the bombing of BOSTON. As we all know , ones mans terrorist is another mans hero. I wish

I could say my case is isolated. It is not, there are many cases of these types of bombing in south Florida even some that have resulted in death and maiming people. Just cause they dare to think differently on Cuba  and how we should approach democracy in Cuba  Gee, I thought we lived in a democratic nation that encourages free thinking. Here in South Florida  you can loose your life for this. Imagine that. Most of the country would not even believe this has been going on in South Florida  yes, part of the united states of America.

As I watched Yoani Sanchez visit here, I wondered if they told her about these unsolved crimes, or if they told her how at some point people in south Florida would loose their jobs if their employer found out they traveled to Cuba  Or how we too have in south Florida “actos de repudio” calling you communist , just cause you believe in peaceful solutions. Solutions that would help the u.s. and the Cuban people. So, here it is , a year later, no news, no arrest, no suspects.

I , born in Brooklyn, with an enormous love and pride for my country, was convinced that this time, they would be caught. I was wrong. It just is not politically correct in South Florida to call these terrorist what they are, TERRORIST. They are called , freedom fighters. I just wonder, whose freedom?

Vivian Mannerud Verble
President

Airline Brokers Co.

________________________________________________________________________________________________________________

El próximo 27 de abril 2013, se cumplirá el primer aniversario del ataque terrorista doméstico en mis oficinas en Coral Gables, FL. Tres dispositivos inciendiarios fueron puestos dentro de mi oficina en horas previas al amanecer de esa mañana. Los efectos fueron la destrucción total, todo se redujo a cenizas. Mientras observaba el acto terrorst en Boston, no podía dejar de ver similitudes y diferencias, comparando a las bombas incendiarias que pusieron en mi oficina.  Quiero dejar claro una cosa,  de ninguna manera quiero comparar la magnitud de lo ocurrido conmigo  con lo que pasó la semana pasada en la ciudad  de Boston. Aquello fue de mucho mayor impacto y la  destrucción, las perdidas humans, y el terror en esa ciudad y en el pais entero no comparan. Pero el terrorismo es TERRORISMO donde quiera y como quiera que ocurra.

Pero he aprendido algo. Ambos atentados, Boston y mi oficina, fueron actos de odio. Tuve la suerte de que nadie muriera en mi oficina, aunque el potencial estaba allí, como dijeran en un blog:  “Lástima que ella no estaba dentro de la oficina.  Pudo haber  otros inquilinos del edificio que podrían haber estado trabajando tarde o sólo alguien que trabaja en el turno de noche, caminando a su perro. En el caso de Boston, hubo condena inmediata de la ciudad, estatales y federales y la determinación de capturar a estos terroristas. En mi caso, hasta la fecha, ni un funcionario electo, y, en particular, James Cason, el alcalde de Coral Gables, jamás ha salido a denunciar este acto de terrorismo. También he aprendido que el FBI tiene la tecnología para tomar fotografías granuladas y hacerlos cristal claro, sí, hay una fotografía grany de un vehículo de intrest en mi caso, pero esta techonologia de el FBI no se a utilizado o dado a conocer en mi cas.. Yo, al igual que Boston, había muchas personas que vinieron a manifestar ayudarme y apoyarme, después de todo mi crimen fue, haciendo viajes legales a Cuba, y en particular de la peregrinación de la visita de el papa benedicto a Cuba. Las estaciones de radio en español en recibir llamadas celebración de este acto, no es muy diferente que el yihadista celebrando en el Oriente Medio el bombardeo de BOSTON. Como todos sabemos, los terroristas de algunos hombres, son los heroes de otros. Me gustaría poder decir que mi caso es aislado. pero no lo es., hay muchos casos de este tipo de bombardeo en el sur de la florida, incluso algunos que han resultado en la muerte y la gente mutilaciones. Simplemente porque ellos se atreven a pensar de forma diferente sobre Cuba, y la forma en que deben acercarse a la democracia en Cuba. Vaya, pensé que vivíamos en una nación democrática que fomenta el libre pensamiento. Aquí en el sur de la Florida, usted puede perder su vida por esto. Imagínese eso. La mayor parte del país, ni siquiera creería que esto ha estado sucediendo en el sur de la florida, sí, parte de los Estados Unidos de América.

Mientras miraba a Yoani Sánchez visita aquí, me preguntaba si le dijeron sobre estos crímenes sin resolver, o si le dijeron cómo en algún momento la gente del sur de Florida perdería su trabajo si su empleador se enteró que viajaron a Cuba. O cómo nosotros también tenemos en el sur de la Florida “actos de repudio” llamando comunista, simplemente por pensar en soluciones pacíficas. Las soluciones que ayuden a los EE.UU. y el pueblo cubano. Así que, aquí está, un año después, sin noticias, sin detención, ningún sospechoso. yo, nacida en Brooklyn, con un amor enorme y orgullo para mi país, estaba convencido de que esta vez, sería atrapado.

Yo estaba equivocada. Simplemente no es políticamente correcto en el sur de la florida llamar a estos terroristas lo que son, terroristas. Se les llama, luchadores por la libertad. Me pregunto, libertad de quien y para quien?

Vivian Mannerud Verble
President

Airline Brokers Co.

Changes in Cuba met with ‘Buts’ from the US

In CAFE, Cuba/US, US on January 18, 2013 at 10:46 am

By Fernando Ravsberg

Original Spanish version in Cartas desde Cuba

 

President Barack Obama has just announced that US citizens will be allowed to freely travel to Cuba. The measure was adopted in response to the immigration reforms implemented by Havana on January 14.

Actually this news isn’t true, but it could be if there were serious attempts at rapprochement. It wouldn’t be bad policy to take simultaneous steps, especially since it’s been proven that only one side demanding changes doesn´t work.

Even if complete understanding isn’t finally achieved, at least there would be gains for the two peoples – for Cuban’s (who now have the right to travel abroad) and for Americans (who would regain the freedom to visit Cuba without having to seek special permission from Washington).

In few countries do visitors from another one feel so much at ease. Culturally, Miami is almost a province of the island, it’s a place where Cuban visitors feel at home, while Cuba has become one of the safest countries for US citizens.

Despite the historical bilateral political confrontation, on the island itself,  there are none of the  anti-American sentiments that abound in other countries. “Yumas” (“Gringos”) are treated with warmth and can walk the streets without any fear.

The arrival of John Kerry to the State Department could be a good omen. People continue to note that this American politician, a Vietnam veteran, was one of the promoters of restoring and normalizing relations with that Asian nation.

In the case of Cuba, he requested investigations into the funds that Washington grants to Cuban exiles to overthrow Raul Castro. He even dared to question the multi-million dollar federal government funding of TV Marti, a station that no one on the island can watch.

I imagine this isn’t a case of Kerry supporting Cuban socialism; rather it seems he’s bothered by seeing so much of taxpayer’s money being spent on programs that produce the opposite effect of what is actually intended by Washington.

Apparently the Democratic senator believes that isolation isn’t an effective tool for affecting change on the island. On the contrary, he believes that visits by millions of Americans could eventually bring about more openness.

The visit to Cuba by a retired Americans couple would hardly cause an uprising, but its upshot could be the expansion of internal debate on the island.It’s hard to know if he’s right, but after 50 years of a failed policy, it wouldn’t hurt to try new methods. I really don’t think gringo tourists will serve for political proselytizing, but putting an end to foreign aggression would contribute to expanding internal debate in Cuba.

Undoubtedly the confrontation with the US is one of the factors that has prevented debate in Cuba. Few people on the island are willing to join Washington’s positions. Some don’t want to be accused of being mercenaries, but others stand opposed to the US purely out of nationalism.

The Cuban Revolution is not the cause but the result of Washington’s policies toward Cuba for centuries (i.e. the “ripe fruit” doctrine, the exclusion of the mambi independence fighters from the declaration of independence, the Platt Amendment, military invasions, etc.).

Ironing out these rough edges will take more than a visit to Havana by a retired couple from Michigan. What will be needed is the both  countries approach one another step by step, with each making small concessions, with each advancing  without expecting the other to be the only one that comes closer.

It’s true that Obama lifted the restrictions that his predecessor, George W. Bush, had applied regarding travel to the island by emigrants; he also made it easier to send remittances. But no other steps have been taken,  meanwhile Cuban society continues  bringing about transformations.

The United States is missing opportunities. Cuba’s economic opening (with self-employed workers, the redistribution of land, access to foreign capital for agricultural development, etc.) deserved a response  that could have been some sort of easing of the embargo.

Likewise, the mass release of political prisoners was received without a response from Washington, though for years the release of these prisoners was one of the main public demands made by the White House.

Now Victoria Nuland, the State Department spokesperson, simply recognizes immigration reform as positive,and then in the same sentence immediately disqualifies the island by stating “Cuba remains one of the most repressive countries in the world.”

Each new change weakens Washington’s arguments in its confrontation with Havana. The arrival of Kerry could lead to rapprochement, or at the very least a fresh batch of  “buts” questioning reforms with a bit more originality.
—–

The Cuban 5: What General Clapper said

In ACLU, Blockade, Cuba/US, Cuban 5, US on October 6, 2012 at 9:04 am

By Cheryl LaBash

 

A modest three-minute video posted at the Cuban5.org deserves more attention than the 3,096 or so views it had as of Sept. 29. Although the title, “The Cuban 5 with Danny Glover and Peter Coyote,” attracts those interested in the latest work of these well-known progressive actors, and the growing community aware of the massive injustice done to the Cuban 5, the real star of the video is a name far less known to the general public: Lt. Gen. James R. Clapper Jr.

Clapper was a witness in the 2001 Cuban 5 trial in Miami that lasted more than six months. At the time of the trial, Clapper was director of the National Geospatial Intelligence Agency (2001-2006). Clapper is not merely a retired high-ranking U.S. military officer, he is currently the director of national intelligence.

According to DNI.gov, “The Director of National Intelligence (DNI) serves as the head of the Intelligence Community (IC), overseeing and directing the implementation of the National Intelligence Program (budget) and acting as the principal advisor to the President, the National Security Council, and the Homeland Security Council for intelligence matters related to the national security. Working together with the Principal Deputy DNI (PDDNI), the Office of the DNI’s goal is to effectively integrate foreign, military and domestic intelligence in defense of the homeland and of United States interests abroad.”

In the video, Glover and Coyote re-enact Clapper’s answers to some very interesting questions presented by Cuban 5 defense attorneys, both taken from the actual trial transcripts. What did Clapper say?

‘Cuba does not represent a threat’

Q: “General Clapper, would you agree on saying that having access to public information is not an act of espionage?” asked Gerardo Hernández’s attorney.

A: “Yes.”

Q: “Would you, with your experience in intelligence matters, describe Cuba as a military threat to the United States?”

A: “Absolutely not. Cuba does not represent a threat.”

Q: “Did you find any evidence that Gerardo Hernández was trying to obtain secret information?”

A: “No, not that I recognized.”

Q: “Did you, General Clapper, come across any secret national defense information that was transmitted to Cuba by Gerardo Hernández or the other defendants?”

A: “Not that I remember, no.”

This lifelong military intelligence officer knows what happened in the trial of the Cuban 5. He was there. He was appointed as DNI by President Barack Obama in 2010.

The Cuban 5 — Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González and René González — are beginning their 15th year of unjust imprisonment in the U.S. The five men, unregistered agents of the Cuban government, infiltrated paramilitary organizations in south Florida during the 1990s to prevent a wave of more hotel bombings and other terror acts against tourists and other civilians in Cuba. They are the focus of a growing international and U.S. campaign calling for their release from prison and repatriation to Cuba.

Their trial, subsequent conspiracy convictions and the unspeakably long sentences — as much as double life plus 15 years for Gerardo Hernández — took place in Miami in a hostile atmosphere stoked by an inflammatory print and television campaign by U.S. government-paid propagandists who presented themselves as journalists.

It is past time to free the Cuban 5.

UN “ASESINATO” FABRICADO

In Alan Gross, Asamblea Nacional/National Assembly, CAFE, Cuba, Cuba/US, Cuban 5, Miami/Cuba, Politics, Press, US on September 10, 2012 at 12:45 pm

Por Ricardo Alarcón de Quesada

 Published in English in Counterpunch

 

El 24 de febrero de 1996 se produjo un lamentable incidente frente al Malecón habanero. Dos avionetas pertenecientes a un grupo terrorista de Miami fueron derribadas por la defensa antiaérea cuando violaron el territorio nacional de Cuba. Decenas de violaciones semejantes habían ocurrido en el último año y el Gobierno había advertido públicamente que no toleraría su repetición.

El hecho agravó seriamente las tensiones entre Estados Unidos y Cuba y fue objeto de intensos debates en la Organización de Aviación Civil Internacional y el Consejo de Seguridad de la ONU.

El 7 de mayo de 1999 – luego que habían pasado tres años y más de dos meses – el gobierno de Estados Unidos, de modo irresponsable y caprichoso, utilizó el incidente y lo convirtió en el Cargo 3  (Conspiración para cometer asesinato) formulado sólo contra Gerardo Hernández Nordelo.

El Cargo 3 concentró casi completamente el proceso de los Cinco. A esta acusación dedicó el Tribunal la mayoría de sus sesiones, expertos y testigos. En la sala de la Corte estuvieron presentes todos los días los familiares de los que perdieron la vida el 24 de febrero de 1996 quienes hacían demostraciones públicas y daban conferencias de prensa allí mismo frente a los miembros del jurado.

El tema fue el eje central de la campaña mediática. Sobre él se produjeron miles de artículos y comentarios en la prensa escrita y en las emisoras de radio y televisión.

Curiosamente los medios le prestaron gran atención al Cargo 3 antes de que éste existiera. Puede afirmarse sin la menor duda que la acusación fue resultado de una conspiración entre el Gobierno y los grupos terroristas responsables de aquel suceso en la que los “periodistas” pagados por el Gobierno tuvieron un papel decisivo.

En septiembre de 1998 cuando el FBI apresó a los Cinco, la Fiscalía presentó los cargos de los que eran acusados. Allí no estaba el Cargo 3, no se hacía referencia alguna a incidentes aéreos o avionetas derribadas ni a nada por el estilo. La acusación contra Gerardo fue agregada más de siete meses después cuando él y sus compañeros estaban en confinamiento solitario, aislados del mundo, en su primera visita al “Hueco” que duró 17 meses.

Una revisión de la prensa de Miami entre septiembre de 1998 y mayo de 1999 permite comprobar la afirmación anterior. Se pueden encontrar numerosas declaraciones de dirigentes de grupos terroristas, ampliamente difundidas y amplificadas por los “periodistas”, pidiéndole al Gobierno que agregase la nueva acusación. Entre otras cosas, puede leerse la información, profusamente desplegada, acerca de reuniones entre los fiscales y los terroristas de las que surgiría la llamada “Segunda Acta Acusatoria”, que sustituiría a la anterior incorporando el Cargo 3.

La lectura de ambos documentos de la Fiscalía haría que cualquier periodista medianamente serio se sorprendiera y sintiera la obligación de averiguar. Según esos documentos el FBI había logrado descubrir quién era realmente y qué hacía en Estados Unidos Gerardo Hernández Nordelo, por lo menos, desde 1994, más de dos años antes del incidente de 1996. Habían conseguido descifrar sus comunicaciones con La Habana, sabían lo que hacía y lo que se le instruía hacer. Por eso no actuaron contra Gerardo y sus compañeros, porque les constaba que su trabajo no era en absoluto perjudicial para Estados Unidos ni para el pueblo norteamericano.

Sabían también que Gerardo nada tenía que ver con los sucesos de 1996. En aquellos días fue grande el alboroto, no sólo en Miami sino también en Washington. Bill Clinton, quien era el Presidente, ha escrito que entonces se le propuso incluso un ataque militar contra Cuba. Los más agresivos grupos del Sur de la Florida vociferaban día y noche reclamando guerra. El contubernio de esos grupos con el FBI local  es archiconocido. ¿Puede alguien creer que no habrían hecho nada contra el “culpable” por el derribo de las avionetas? ¿Qué no hubieran actuado contra él si lo hubiesen tenido allí mismo, y controlado por el FBI, en Miami?

¿Y Cuba? Ninguna de las comunicaciones entre La Habana y Gerardo, que posee el FBI y fueron presentadas en el juicio,  sugieren siquiera que existiese la menor preocupación por su seguridad y por protegerlo frente a los riesgos que enfrentaría si él hubiese tenido alguna participación en aquel incidente. Gerardo continuó su labor en Miami durante casi tres años más. Vino a Cuba de vacaciones y a nadie se le ocurrió que aquí se quedase para proteger su vida.

Cuando lo detuvieron en septiembre de 1998 no lo acusaron de nada relacionado con lo ocurrido en 1996 por la sencilla razón de que el FBI conocía, por lo menos desde 1994, lo que hacía Gerardo y sabía, por tanto, que él no tuvo relación alguna con aquella desgracia.

Sin embargo en 1999 se aparecieron con la increíble calumnia de acusarlo por participar en un asesinato en primer grado – con premeditación y alevosía – y lo hicieron – el FBI, o sea, el Gobierno – para satisfacer los deseos de la mafia terrorista y sus corifeos en los medios que eran, a su vez, asalariados del Gobierno.

Tan endeble era esa acusación que la propia Fiscalía reconoció después que no la podía probar y pidió retirarla, algo que hubiera sido noticia de primera plana si se tratase de otro caso y no el de los Cinco.

 

Open Letter to Republican and Democratic National Committees / Carta Abierta a los Comités Republicano y Demócrata

In CAFE, Cuba, Cuba/US, Cuban Americans, Cuban Embargo, Politics, US on August 24, 2012 at 11:32 am

 

To the Republican and Democratic National Committees:

In light of both the upcoming Republican and Democratic conventions we, as Cuban Americans and American citizens, urge both parties to not fall into the trap of viewing our community as a monolithic voting bloc that is in favor of the United States’ embargo on Cuba.  During these conventions the platforms for each party will be decided upon and put into action. For the past fifty years, a strategy of blind support for the embargo has become the norm for political candidates from both parties in order to garner the support of Cuban Americans. We would implore all candidates to not look upon our demographics as one that unanimously supports this failed policy of hostility. Rather, we are a diverse body of voices with a majority that favors a policy of engagement, and ultimately, normalization of relations between the two nations.

Numerous polls of the Cuban American community in southern Florida and throughout the nation demonstrate that a majority of these citizens favor the policies that the Obama administration put in place in 2009 and then expanded in 2011.  These moves have eased the process of reunification of Cuban families by allowing Cuban Americans to travel to Cuba more frequently and send more remittances to loved ones on the island. Overwhelmingly, Cuban Americans have voted with their feet and pocketbooks by traveling to Cuba, sending money, and acting as ambassadors for our great nation.  As Cuban Americans we feel that we are not any better than any other American citizen and would hope that the U.S. government takes steps to eliminate the travel ban placed on all American citizens.

We ask Mitt Romney, the presumptive candidate, and the Republican Party to abandon the Cold War rhetoric. Easing the embargo is not an act of “appeasement”.  It is our hope that Paul Ryan will remain consistent to his well-documented stance against the embargo. We urge all candidates to consider the vast support among congressional Republicans who represent the Midwest and many other districts across the country to end the embargo in order to open up a potentially dynamic market for agricultural and other manufactured goods made in the USA.

True conservatives cannot defend our policy towards Cuba. The travel restrictions violate American citizens’ individual right to travel. Also, our government’s stance towards Cuba is an absolute contradiction to free market capitalism. Furthermore, it is our hope that the GOP will understand the historic ties that Tampa, the host city of their national convention, has with Cuba. The majority of the Cuban American community there favors normalization of relations with Cuba. We reject any attribution of Cuban American congressional members of the Republican Party from southern Florida such as Ileana Ros-Lehtinen, Marco Rubio, David Rivera, and Mario Diaz-Balart to speak on behalf of Cuban Americans as a whole within the state, let alone throughout the nation.

The inclusion of Cuba on the list of State Sponsors of Terrorism is counterproductive. This designation undermines American national security because it eliminates the possibility of working in concert with Cuban leaders on important matters of regional security.  Our policy towards Cuba is also looked upon with derision by most of our allies in Latin America and this also compromises our position of influence in the hemisphere. Finally, the embargo effectively denies the very real potential of sustained gains in various sectors of the economy that would result from the opening of a very close market that yearns for American goods and services.

President Obama and his administration are well aware of these circumstances and have encountered opposition from our partners in the western hemisphere regarding such policies. We welcome a proactive response to deal with these challenges.  Regardless of the outcome of the elections in November we would hope that liberals and progressives within the Democratic Party continue to work to bring about a relationship that is more beneficial for both the Cuban people and the American populace.

In closing, we reiterate to all political candidates of both Republican and Democratic parties that Cuban Americans represent a plurality of views pertaining to U.S.-Cuba relations. Any posture by any politician that insinuates that we are all in favor of the embargo is misleading.  It is our desire that the members of the American political class resist the urge to repeat the same tired lines about Cuba and the embargo from past campaigns.  Such an attempt to pander to a community whose grasp of the issue of U.S.-Cuba relations is quite sophisticated and nuanced could cause negative results at the ballot box.

Respectfully,

Members of the Board of Directors of CAFE (Cuban Americans for Engagement) and from the Executive Committee of FORNORM

Dr. Maria Isabel Alfonso, New York, NY. CAFE

Dr. Romy Aranguiz, Worcester, MA. CAFE

Dr. Eduardo Araujo, Boulder, CO. CAFE

Alejandro Barreras, Miami, FLA. CAFE

Isidro Borja, Miami, FLA. former President of FORNORM

Ernesto Cabo, Alexandria, VA. CAFE

Amaury Cruz, Miami, FLA. Vice President of FORNORM

Elena Freyre,  Miami, FLA. President of FORNORM

Arturo Lopez-Levy, Denver, CO. CAFE

Andres Ruiz, Worcester, MA. CAFE

Dr. Julio Ruiz, Miami, FLA. Secretary of FORNORM

Benjamin Willis, New York, NY. CAFE

Antonio Zamora, Miami, FLA. former President of FORNORM

 

Contact: Benjamin Willis

benjamin@cafeporcuba.com

(786) 529-5123

 ***PLEASE, CONSIDER ENDORSING THIS LETTER HERE: http://www.change.org/petitions/republican-and-democratic-national-committees-understand-that-cuban-americans-do-not-unanimously-support-the-embargo-2?utm_campaign=share_button_modal&utm_medium=facebook&utm_source=share_petition&utm_term=1550975#

 

A los Comités Republicanos y Demócratas:

En el marco de las próximas convenciones Demócrata y Republicana, nosotros, ciudadanos cubano-americanos y americanos, urgimos a ambos partidos a no caer en la trampa de ver a nuestra comunidad como un todo monolítico en favor del embargo de Estados Unidos a Cuba. Durante estas convenciones, serán analizadas y puestas en acción las plataformas de cada partido. Por los últimos 50 años, la norma seguida por los candidatos de ambos partidos ha estado trazada por una estrategia de apoyo ciego al embargo, con el objetivo de obtener apoyo de ciertos cubano-americanos. Rogamos a todos los candidatos que no nos vean como un todo que unánimemente suscribe esta fallida política  de hostilidad. Que vean que, por el contrario, somos un conglomerado de voces que en su mayoría, favorece una política de intercambio y normalización de las relaciones entre ambas naciones.

Numerosas encuestas dentro de la comunidad cubano-americana del Sur de la Florida y en toda la nación, demuestran que la mayoría de estos ciudadanos apoya las medidas implementadas por Obama en el 2009, extendidas al 2011. Las mismas, han facilitado el proceso de reunificación de las familias cubanas. De forma abrumadora, los cubanos han correspondido, viajando a Cuba, enviando dinero, y actuando como embajadores de nuestra gran nación. Como cubano-americanos, sentimos que no somos mejores que ningún otro ciudadano norteamericano y esperamos que el gobierno de los Estados Unidos tome pasos hacia la eliminación de la prohibición de viajar, haciéndola extensiva a todos los norteamericanos.

Pedimos a Mitt Romney y al Partido Republicano, que abandonen la retórica de Guerra Fría hacia Cuba. Disminuir algunas de las restricciones del embargo no es un acto de “apaciguamiento”. Esperamos que Paul Ryan sea consistente con sus públicamente conocidas proyecciones en contra del embargo. Urgimos a todos los candidatos a que consideren el vasto apoyo de los congresistas republicanos del Midwest de los EEUU, y de muchos otros distritos del país, a poner fin al embargo y a iniciar una potencial dinámica de mercadeo agrícola y de otros bienes manufacturados en los EEUU.

Un verdadero conservador no puede defender nuestra política hacia Cuba. Las restricciones de viaje violan los derechos individuales de viaje de los norteamericanos. También la posición de nuestro gobierno contradice las bases del capitalismo y del libre comercio.

Esperamos que el Partido Republicano sepa ver los lazos históricos que Tampa, la ciudad anfitriona de su Convención, tiene con Cuba.  La mayoría de la comunidad cubano-americana allí favorece la normalización de las relaciones. Rechazamos cualquier atribución de los congresistas cubano-americanos del Sur de la Florida, como Ileana Ros-Lehtinen, Marco Rubio, David Rivera, y Mario Diaz-Balart, a hablar en nombre  de la comunidad cubano-americana como un todo. Menos, aún, en nombre de todos los que vivimos en otros estados de la nación.

La inclusión de Cuba en la lista de países terroristas es contraproducente. Tal designación, socava la seguridad nacional norteamericana, puesto que elimina la posibilidad de trabajar con Cuba en importantes renglones de seguridad regional. Nuestra política hacia Cuba está también en pugna con la de nuestros aliados de América Latina, lo cual compromete nuestra posición de influencia en el hemisferio.

El presidente Obama y su administración están al tanto de las circunstancias que han encontrado oposición por parte de nuestros aliados regionales del hemisferio occidental. Esperamos una respuesta proactiva a estos retos. Más allá de los resultados de las elecciones de noviembre, esperamos que liberales y progresistas dentro del Partido Demócrata continúen trabajando en aras de un mejoramiento en las relaciones Cuba-EE.UU.,  la cual beneficiaría tanto a la población cubana como a la norteamericana.

En resumen, reiteramos a todos los candidatos de los partidos Republicano y Demócrata, que los cubano-americanos encarnamos una pluralidad de puntos de vista en cuanto al tema de las relaciones Cuba-EE.UU. Cualquier postura ostentada por cualquier político, que insinúe que todos estamos a favor del embargo, está basada en falsos presupuestos. Esperamos que los miembros de la clase política resistan la presión de repetir el mismo estribillo sobre Cuba y el embargo, de las campañas presidenciales anteriores. Tal intento de paternalismo hacia una comunidad cuya visión de las relaciones Cuba-EE.UU. es sofisticada y llena de matices, pudiera traer resultados negativos en las urnas electorales.

Respetuosamente,

Miembros del Comité Ejecutivo de CAFE (Cuban Americans for Engagement) y del Comité Ejecutivo de FORNORM (Foundation for the Normalization of the US-Cuba Relations).

Dr. Maria Isabel Alfonso, New York, NY. CAFE

Dr. Romy Aranguiz, Worcester, MA. CAFE

Dr. Eduardo Araujo, Boulder, CO. CAFE

Alejandro Barreras, Miami, FLA. CAFE

Isidro Borja, Miami, FLA. former President of FORNORM

Ernesto Cabo, Alexandria, VA. CAFE

Amaury Cruz, Miami, FLA. Vice President of FORNORM

Elena Freyre,  Miami, FLA. President of FORNORM

Arturo Lopez-Levy, Denver, CO. CAFE

Andres Ruiz, Worcester, MA. CAFE

Dr. Julio Ruiz, Miami, FLA. Secretary of FORNORM

Benjamin Willis, New York, NY. CAFE

Antonio Zamora, Miami, FLA. former President of FORNORM

Contacto: Benjamin Willis

benjamin@cafeporcuba.com

POR FAVOR, CONSIDERE INCLUIR SU FIRMA AQUI: http://www.change.org/petitions/republican-and-democratic-national-committees-understand-that-cuban-americans-do-not-unanimously-support-the-embargo-2?utm_campaign=share_button_modal&utm_medium=facebook&utm_source=share_petition&utm_term=1550975#

El Habeas Corpus de Gerardo Hernández

In Alan Gross, CAFE, Cuba, Cuban 5, Cuban Americans, Politics, Press, US on August 23, 2012 at 12:18 pm

 

Por Fernando Ravsberg

Tomado del blog Cartas desde Cuba

 

La relatora especial de la ONU sobre la independencia de jueces y abogados, Gabriela Knaul, expresó oficialmente  su inquietud por la falta de trasparencia legal y de procedimientos en los juicios contra 5 agentes cubanos detenidos en EEUU desde hace más de una década.

Al parecer la fiscalía y la jueza jugaron con cartas escondidas en la manga, impidiendo que la defensa tuviera “acceso a todas las pruebas disponibles y a los archivos documentales”. Es una violación de procedimiento tan elemental que aparece hasta en las series de TV.

Pero los desaciertos procesales no se quedan ahí, según la relatora de la ONU los Habeas Corpus presentados por la defensa son valorados “por la misma jueza que previamente estuvo a cargo de los casos”, con lo cual la convierten en juez y parte.

Para colmo de males se vislumbra la mano del gobierno de EEUU presionando a los tribunales para conseguir las condenas más duras. Antes y durante el juicio, varios periodistas de Miami habrían recibido dinero para escribir artículos contra los 5 agentes cubanos.

Realmente no parece muy legal que el Poder Ejecutivo intente influir sobre el Poder Judicial ni tampoco resulta muy ético que un periodista acepte recibir dinero del gobierno con el fin de escribir artículos para influir en el resultado de un juicio en curso.

El abogado norteamericano Martin Garbus asegura que en el periodo 1998-2001 la comunidad miamense recibió a través de la prensa escrita, radial y televisiva un arsenal de propaganda pagada por el gobierno para interferir en el proceso y persuadir al jurado.

Según Garbus, una quincena de periodistas recibieron dinero para escribir contra los 5 agentes. Al parecer algunos cobraban en secreto, ni siquiera en sus medios de prensa sabían que trabajaban para otro patrón más generoso, tanto que le pagó a uno de ellos U$D 175 000.

La Oficina de Transmisiones a Cuba del gobierno de EEUU (OCB) se vio obligada a aceptar la acusación, cuando el periodista Oscar Corral reveló que 50 de sus colegas en la Florida eran pagados por Radio Martí para hacer materiales apoyando la postura del Departamento de Estado contra Cuba.

El escándalo fue tal que el editor del mayor periódico de Miami, Jesús Díaz, despidió a varios periodistas aduciendo que no se puede “garantizar la objetividad ni integridad si alguno de nuestros reporteros o reporteras reciben compensación monetaria de cualquier entidad, en especial de una agencia de Gobierno”.

A pesar de las duras palabras del editor, la falta ético-profesional no parece haber sido considerada demasiado grave porque unos meses después algunos de esos periodistas volvieron a trabajar en la redacción como si nada hubiera pasado.

Sin duda, se han dado tantas anomalías legales y éticas que parece lógico que la Relatora de la ONU, Gabriela Knaul, mire con recelo la independencia de los jueces en este caso. De todas formas era de esperar que fuera así, teniendo en cuenta donde se realizó el juicio.

Miami es una ciudad en la que los exiliados cubanos tienen un enorme poder político, económico y mediático. Era muy improbable que obtuvieran un trato justo estos 5 agentes confesos de vigilar e informar a Cuba de las actividades de esa misma comunidad.

El ambiente de Miami sobrepasa incluso el odio a Fidel Castro y se extiende a los ciudadanos que viven en la isla. En el mayor periódico de la ciudad aparecen diatribas asegurando que cualquier acercamiento “lo tienen que construir los cubanos sumisos del interior”.

A los que describe como “los que lo han aguantado todo, los que han colaborado en todo, los que apalean a los cubanos insumisos, los que delatan a sus compatriotas, los que los torturan, los que los arrojan al mar, los que llevan cincuenta años llenando la Plaza de Fidel y aplaudiéndolo y oliéndole el culo”.

Pero parece que a Washington no le bastaba ambiente natural de la ciudad, entonces decidieron que su aparato de información oficial “quemara” cientos de miles de dólares para inflamarlo aún más y crear un incendio de grandes proporciones a través de la prensa.

En medio de ese ambiente Gerardo Hernández fue condenado a 2 cadenas perpetuas, como para garantizar que seguirá tras las rejas aún si lograse reencarnar en otra vida. Ahora su defensa reclama un juicio justo, en una ciudad desprejuiciada, sin presiones del gobierno ni campañas de prensa.

El tema preocupa incluso a las Naciones Unidas porque como expresara el abogado estadounidense Martin Garbus “cada dólar por cada artículo, imagen o programa de radio o televisión que se gastó en este programa secreto, violó la integridad del juicio”.