Maggie Alarcón

Posts Tagged ‘Politica’

Michael Ratner

In ACLU, Cuban 5, National Lawyers Guild, Politics, Politics Relaciones Cuba EEUU, US on May 16, 2016 at 3:17 pm

ratner

Ricardo Alarcón de Quesada

Muchas veces vino a Cuba. La última fue en febrero del 2015, con motivo de la Feria Internacional de Libro en la que fue presentada la edición en español de “¿Quién mató al Che? Como la CIA logró salir impune del asesinato”, fruto de minuciosa investigación y más de diez años reclamando a las autoridades el acceso a documentos oficiales celosamente ocultos. La obra de Michael Ratner y Michael Steven Smith demostró de manera inapelable que el asesinato de Ernesto Guevara fue un crimen de guerra cometido por el gobierno de Estados Unidos y su Agencia Central de Inteligencia, un crimen que no prescribe aunque sus autores andan sueltos en Miami y hacen ostentación de la cobarde fechoría.

"El autor, junto a Gerardo Hernandez su esposa Adriana Perez y Michael Ratner durante una de sus ultimas visitas a la Habana."

“El autor, junto a Gerardo Hernandez su esposa Adriana Perez y Michael Ratner durante una de sus ultimas visitas a la Habana.”

Nos encontramos de nuevo en julio en ocasión de la reapertura de la Embajada cubana en Washington. Lejos estábamos de imaginar que no nos veríamos más. Michael Ratner parecía saludable y mostraba el optimismo y la alegría que siempre le acompañaron. Celebramos entonces que ya nuestros Cinco Héroes antiterroristas habían regresado a la Patria y que el Presidente Obama no tuvo otro remedio que admitir el fracaso de la política agresiva contra Cuba.

Porque Michael fue siempre solidario con el pueblo cubano desde que muy joven integró contingentes de la Brigada Venceremos y esa solidaridad la mantuvo sin flaquezas en todo momento. Fue decisiva su participación en la batalla legal por la libertad de nuestros compañeros incluyendo el “amicus” que presentó a la Corte Suprema a nombre de diez ganadores del Premio Nobel.

Incansable luchador para él ninguna causa fue ajena. Se puso siempre del lado de las víctimas y encaró con valor, aun a riesgo de su vida, a los opresores que dominan aquel sistema judicial. Y lo hizo, además, con rigor, entereza y amor. Más que un brillante profesional del derecho fue un apasionado combatiente por la justicia.

Estuvo presente en 1968 en la huelga de la Universidad de Columbia y antes de concluir sus estudios combatió la discriminación racial junto al NAACP. Recién graduado representó a las víctimas de la brutal represión en la prisión de Attica. Inició así una trayectoria admirable imposible de describir en un artículo y que no conoció fronteras: Nicaragua, Haití, Guatemala, Palestina, y un largo etcétera.

Michael Ratner en el Club Nacional de Prensa de EEUU junto a la actriz y activista Vanessa Redgave.

Michael Ratner en el Club Nacional de Prensa de EEUU junto a la actriz y activista Vanessa Redgave.

Cuando nadie lo hacía asumió la defensa de los secuestrados en la ilegal base naval de Guantánamo, pudo incorporar a más de 500 abogados que lo hicieran también gratuitamente y alcanzó una victoria jurídica sin precedentes con la decisión de la Corte Suprema reconociendo los derechos de los prisioneros. A muchos otros casos también dedicó su tiempo y energías, trabajando en equipo, sin aparecer necesariamente en primer plano. No vaciló sin embargo en encausar legalmente a personajes poderosos como Ronald Reagan, Bill Clinton y George W. Bush cuyo “impeachment” trató afanosamente de conseguir, y acusó también a Nelson Rockefeller cuando era Gobernador y más recientemente al Secretario de Defensa Donald Runsfeld. Publicó libros y ensayos a favor de la legalidad y los derechos humanos. Considerado uno de los mejores abogados norteamericanos presidió el National Lawyers Guild y el Center for Constitutional Rights y fundó el Palestine Rights. Conjugó su labor como litigante con la docencia universitaria en Columbia y Yale y ayudó a la formación de futuros juristas capaces de seguir su ejemplo.

Era el principal defensor en Estados Unidos de Julian Assange y Wikileaks. Paradigma insuperable de una generación que quiso conquistar el cielo fue parte inseparable en todas sus batallas y lo seguirá siendo hasta la victoria siempre.

Cuba, la presidencia pro tempore de CELAC y la relación regional con Europa.

In CAFE, CELAC on January 29, 2013 at 11:54 am

Hostos

 

 

Arturo López-Levy[1] [1] y Rogelio Sánchez Levis[2] [2]

 

Publicado en Infolam

En una escena del filme chileno “Dawson Isla 10”, basado en el libro homónimo de Sergio Bitar, los confinados a un campo de concentración por la junta militar de Pinochet cantan la canción de las Américas, pero son forzados a no mencionar a Cuba entre los países de la región. Si algo expresa el cambio de visiones sobre Cuba en América Latina es la transferencia de la presidencia pro-tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y caribeños (CELAC).  Un presidente de derecha, Sebastián Piñera entrega la coordinación regional al presidente Raúl Castro.

El ascenso de Cuba a la presidencia de la CELAC es un hito histórico para la diplomacia cubana. Aunque Cuba ha ejercido el liderazgo de grupos internacionales importantes como el movimiento no alineado y el grupo de los 77, la decisión de otorgarle la presidencia de la CELAC constituye la confirmación viva de su inserción regional y el fracaso de la política estadounidense de aislamiento. El símbolo de Cuba como líder regional engarza con la exigencia latinoamericana en la Cumbre de las Américas en Cartagena por la admisión de Cuba en ese foro.

El hecho de que Raúl Castro reciba el batón de manos de Sebastián Piñera, un presidente de derecha, refleja un consenso de las elites latinoamericanas, incluida la cubana, a favor del pluralismo ideológico a nivel multilateral y la promoción de intereses regionales comunes. Desde los días de las aperturas democráticas en América del Sur, la relación con Cuba se ha convertido en un caso prueba de la autonomía de las políticas exteriores nacionales frente a EE.UU, que aporta réditos a los gobiernos ante la opinión pública y las bases electorales de varios partidos políticos. Dada la nueva atención que Cuba ha generado a partir de los procesos de reforma económica y liberalización política, el mensaje latinoamericano a otros grupos regionales, particularmente Europa y Norteamérica, es que la política óptima hacia esas tendencias es de intercambio y acompañamiento, aun cuando incluya la expresión de diferencias y críticas.

No es que la región abrace la ideología gobernante en Cuba, es que las cancillerías latinoamericanas y caribeñas apuestan por darle a La Habana un liderazgo temporal para que avance sus propias metas en paralelo con objetivos específicos de la región. Un tema frecuentemente ignorado es la profundidad y estabilidad de las relaciones profesionales entre la cancillería cubana y sus contrapartes en las otras 32 naciones de la región. En áreas especificas como la expansión de servicios de salud pública y educación, diversificación de los vínculos de la región con otros socios como China y Rusia o el avance del dialogo de paz entre las Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno colombiano, los gobiernos latinoamericanos entienden desde un cálculo costo-beneficio, que Cuba es un eficiente facilitador.

La presidencia de la CELAC elevará el perfil de Raúl Castro y Cuba como líderes en un mercado regional de más de 500 millones de habitantes y una renta per cápita promedio de 12,400 dólares. Este avance diplomático de La Habana sería impensable sin la política de reformas dirigidas a mejorar la gobernabilidad, la institucionalidad y el desempeño económico de la isla. Las reformas abren sensibles espacios de interlocución para la plena reinserción económica, educacional y cultural internacional de la mayor de las Antillas. No es casual que en su viaje a Santiago de Chile, Raúl Castro fuera acompañado no solo por el canciller Bruno Rodríguez sino también del vicepresidente Miguel Díaz-Canel, uno de los políticos ascendidos al politburó en el último congreso del PCC.

El énfasis cubano de hoy no está en el liderazgo de proyectos revolucionarios hacia el orden internacional sino en crear un ambiente favorable a las reformas que tiene lugar en la isla. Por eso es que la postura de acompañar los procesos de cambio que tienen lugar en Cuba, proveyendo experiencias e intercambios educacionales, culturales y económicos es la óptima para todas las élites, incluidas las de derecha, latinoamericanas.

En la CELAC, Cuba procurará dos objetivos: 1) el fortalecimiento de la organización y su acercamiento con el resto de América Latina y el Caribe sin elevar diferencias ideológicas, 2) elevar el costo latinoamericano para EE.UU de mantener el embargo contra Cuba. La Cancillería Cubana tiene todo 2013 y una cumbre regional en La Habana en 2014 para reforzar el consenso expresado por el presidente Santos en Cartagena de que una nueva cumbre de las Américas sin Cuba no debe tener lugar. Cuba podría incluso usar la cumbre en la Habana en 2014 para realizar otro dialogo inter-regional, esta vez con China o Rusia, países con los que tiene una relación política particularmente cordial.[3] [3]

La presidencia de CELAC puede ser también una plataforma desde la que Cuba ofrezca a Washington gestos de cooperación hemisférica. La cumbre de 2014 podría avanzar la consolidación de una zona de paz al abordar el tema de la cooperación latinoamericana e inter-americana contra el terrorismo. Una reticencia estadounidense a cooperar en ese esfuerzo aislaría más la inclusión de Cuba en la lista de países terroristas del departamento de Estado mientras que una aquiescencia exacerbaría ese contrasentido en la ausencia de evidencias.

La relación con la Unión Europea

El ascenso cubano a la presidencia de CELAC llama a la UE a replantearse una relación con la isla más acoplada con este escenario. Confirma la obsolescencia de la Posición Común que aleja las posibilidades de construir una relación madura y  estable. Mas que imponer precondiciones a Cuba para reiniciar la cooperación multilateral, la Unión Europea debería dar a los cambios en la isla un enfoque de proceso donde temas como la transición hacia una economía mixta y la mejoría de los estándares de vida de la población son valorados en su propio mérito, como ocurre con la mayoría de los estados firmantes de los convenios de Cotonou.

Es realista que la relación política birregional se adapte al cambiante escenario mundial, y las transformaciones al interior de ambos bloques. Si bien argumentos de soberanía no son óbice para establecer un dialogo sobre equidad, participación, democracia y derechos humanos, esas conversaciones deben enfocarse a la luz de las nuevas realidades económicas y balances de poderes. Los patrones intervencionistas tradicionales no funcionan. En declaraciones previas a la Cumbre, el Canciller cubano declaraba: “Si Europa mira de manera nueva a América Latina y el Caribe como un socio igual, sin aquellos dejos de metrópolis o coloniales, tiene una oportunidad de establecer una relación fuerte”[4] [4].

La relativa desatención de Washington a América Latina, incluida su negativa a aceptar que Cuba es parte integral del entorno diplomático regional, y el persistente interés latinoamericano por diversificar sus relaciones, crean  oportunidades en las que el liderazgo cubano puede imprimir su sello en la relación regional con la UE.  Ser líder regional representa un reto para la cancillería cubana interesada en reforzar un perfil concertador en organismos internacionales. Para ello deberá adoptar un enfoque pragmático en el que los intereses regionales prevalezcan sobre las preferencias ideológicas.  La Unión Europea, por su parte, también deberá repensar sus estrategias de política exterior más allá de sus urgencias de crisis, a la luz del pívot en el comercio mundial hacia el Pacifico,  las  potencialidades de la región latinoamericana en términos de estabilidad política, dinamismo económico, y capacidades energéticas.


[1] [5] Conferencista y Candidato a Doctor de la Escuela Josef Korbel de Estudios Internacionales de la Universidad de Denver.

[2] [6] Doctor en Ciencias Históricas. Profesor universitario. Fue embajador de Cuba en Francia y Mónaco.

[3] [7] Las experiencias de los llamados Fórums de Economía y Cooperación Comercial China-Caribe celebrados en Jamaica (2005), China (2007) y Trinidad y Tobago (2011) donde Cuba ha jugado un papel relevante como facilitador y organizador, pudieran servir de bases para el lanzamiento de iniciativas como estas.

[4] [8] Declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla a la Cadena TELESUR, previo al inicio de la Cumbre CELAC-Unión Europea de Santiago de Chile. http://cubainformacion.tv/index.php/en-portada/47901-la-relacion-actual-entre-los-paises-de-la-celac-y-la-ue-es-desigual-e-injusta [9]

Adiós para un Gentil Hombre

In Asamblea Nacional/National Assembly, CAFE, Cuba, Poesía, US on December 27, 2012 at 11:21 am

“Pobre de la nación que sacrifique sus poetas”

Por EAP y MAP

“Ya va para más de 40 años que te metiste debajo de la piel y ahí has seguido, convertido en un segmento muy importante de la biografía, alimentando ideales que nunca desfallecieron.” Así le digo a un amigo, muy especial, que se conoce tanto de la historia que por momentos da miedo.

No se trata de cuanto sabes, ni de tus habilidades oratorias, es más profundo, es honestidad, respeto a ti mismo, es inteligencia y conocimiento, es educación y amabilidad. Es dejar en otros las semillas para ser mejores. Es hacer de la vida poesía.

La lealtad al ideal que manifiestas con la consecuencia del pensamiento, del sentimiento de amor. Es el tiempo dedicado a un mundo mejor, ese que sabes posible ese que nos regalas con cada estrofa de tu verso de vida.

Es tu dedicación a que los humanos se entiendan mejor, a que las exigencias políticas nunca se impongan sobre las necesidades de tu pueblo, pueblo que se extiende más allá de frontera geográfica, política o ideológica.

Tantas veces apartado, tantas veces taciturno, tantas veces en aparente “ausencia” y tantas veces siempre presente para lo que vale, dejando la huella de quien marca la diferencia.

Tus textos, pocos firmados por ti, son siempre accesibles, aclaratorios. Nunca tu genialidad fue barrera, impedimento. Te entiende el académico y el leñador. Eres pueblo, no casta. Escucharte siempre un privilegio. Compartir contigo y otros nunca bien ponderados una sobremesa, una dicha que nos acompañará siempre.

No importa de qué lado del surco estemos, si nos miramos de frente.

´Desnudos vinimos al mundo y desnudos nos vamos de él,´ tu credo siempre, paradoja entonces que nos vistas con sabiduría, con gracia; nos arropes con la coraza que protege y guía, donde quiera que estemos,  donde quiera que estés.

No es una despedida. Sólo un abrazo más desde esta distancia.

Una onda legal para David

In Blockade, CAFE, Cuba/US, Politics, US on June 14, 2012 at 3:00 pm

Margarita Alarcón Perea

Benjamin Willis,  músico que vive en Queens, Nueva York, miembro fundador de C.A.F.E (Cubanos Americanos en pos del Encuentro según sus siglas en inglés) y desde hace muy poco padre recién parido,  publicó un artículo muy elocuente en uno de los medios alternativos más leídos y serios de los Estados Unidos de Norte América.

Miembros de C.A.F.E y de otras organizaciones en los EEUU como  LAWG (Grupo de Trabajo para America Latina según sus siglas en inglés) se han enfrentado a la propuesta del Congresista David Rivera de enmendar una ley. El representante Rivera quiere modificar H.R. 2831. Esto básicamente quiere decir para los menos familiarizados con la legislatura estadounidense que quiere reajustar la Ley de Ajuste Cubano, ley donde se plantea que cualquier cubano que llegue a tierras de los EEUU tiene derecho automático a la residencia en ese país luego de un año y un día (USCIS).  Rivera quiere cambiar esto. El quiere modificar la ley de la manera más distorsionada posible. Según la propuesta de Rivera, cualquier cubano residente en los EEUU bajo la Ley de Ajuste que aun no se haya  hecho ciudadano, si intenta visitar a sus familiares en la isla luego de haber emigrado hacia los EEUU será automáticamente considerado “un ilegal” a su regreso a los EEUU.

Yo estoy de acuerdo con el Sr. Rivera. He aquí mi lógica al respecto: si Rivera se sale con la suya, la única opción para los cubano americanos viviendo en los EEUU bajo la condición de residencia será la de hacerse ciudadanos para poder viajar libremente a ver a sus familiares. Si logramos obligarlos a través de esta propuesta  nefasta maquiavélica e injusta a hacerse ciudadanos tendrán entonces el derecho al voto y  habremos logrado virar el curso de la historia a nuestro favor. Será entonces que los cubano americanos viviendo en los EEUU, la inmensa mayoría de la cual no tiene problemas políticos serios con la Revolución Cubana – por favor no confundirlos con la llamada “Mafia de Miami” – podrán ejercer su derecho al voto y votar a personas como Rivera fuera del gobierno de ese país y rumbo al destino que mejor les acomode.

Hablando claro, como dijera Bob Dylan “los tiempos están cambiando” y estos legisladores cubano americanos no proponen leyes para “el pueblo cubano”, las proponen para justificar salarios personales y otras ganancias.

Por eso digo, “Métele Rivera!” Una vez más tu tocayo David habrá vencido al inmenso Goliat; el número cada vez mayor de cubano americanos coherentes  miembros de una generación inteligente te derrotaran en tu propio campo de batalla.

El articulo de Benjamin Willis en Counterpunch  solo está disponible en inglés.  

La Definición…

In Cuba, Cuba/US, Cuban Americans, Cuban Embargo, Culture, Politics, US on May 16, 2012 at 1:59 pm

Margarita Alarcón Perea

Senel Paz escribió el cuento corto El Lobo, El Bosque Y el Hombre Nuevo también conocido como Fresa y Chocolate como parte de un proyecto más largo, una novela con el título preliminar La Catedral del Helado. El cuento corto le mereció el premio Juan Rulfo y luego los directores de cine Tomas Gutiérrez Alea (Titón) y Juan Carlos Tabío llevaron la obra al celuloide   convirtiéndola en la primera obra cinematográfica post revolución nominada a los premios Oscar en los EEUU en la categoría de película extranjera. 

El titulo para aquellos que nunca han estado en la Habana puede que resulte algo raro salvo que conozcan a alguien que les haya contado que en la capital de Cuba hay un edificio en el mismo centro de la ciudad inspirado en la catedral de Oscar Niemeyer en Brasilia, rodeado de vegetación tropical y con el único propósito de servir helado. Sabores como fresa, chocolate, vainilla y mantecado y muchos más. Senel no escribió un cuento sobre la obesidad ni los peligros dentales para los niños en edad de crecimiento, escribió sobre la intolerancia.  

Recuerdo bien los años en la Universidad de la Habana leyendo una copia presillada de la obra original El Lobo, El Bosque Y el Hombre Nuevo que me pasara una amiga luego de advertirme: “prepárate que esto ha armado un revolú en la Facultad de Derecho que ni te cuento!”. Me lo lei en una sentada y recuerdo que llore. Al fin alguien hablando de un tema que tanto daño le había hecho a tantos. El cuento aparentemente gira en torno a la homofobia pero eso es solo una arista, de lo que nos habla es de intolerancia a todos los niveles. 

Cuba desde 1959 ha transitado por numerosos estadios de intolerancia. Existen motivos más que suficientes pero no voy a detenerme en estos ahora. Comenzando con la primera oleada de emigración, seguido por el puñal trapero que fuera la Operación Peter Pan, luego vino el infame Quinquenio Gris, donde intelectuales y libre pensadores fueron llevados al banquillo de los acusados simplemente porque alguien decidió interpretar a su manera la frase “Con la Revolución todo, contra la Revolución nada”. Luego de eso vino la década de los años 70 donde aquellos que habían abandonado el país volvieron en son de paz para hallar que su patria abandonada los aceptaba mientras que la adoptiva no era igual de complaciente. A la par de esto nació la desconfianza dentro de la isla hacia los que se fueron y los que aceptaban como suyos a los familiares y amigos distanciados. Es una batalla que dura hasta nuestros dias. Es una batalla sin fin debido a que las partes son la misma cosa, son cubanos, y los cubanos por naturaleza son igual de jaraneros como lo son de testarudos.

Hace unos días apareció un artículo en el diario The New York Times, que es tan triste como ridículamente simpático, nos acerca a este tema. Ozzie Guillen, actual director del equipo de los Marlins de Miami, ha sido sancionado debido a que durante una entrevista para la revista Time dijo algo positivo acerca de Fidel Castro. Eso es algo que simplemente no se puede hacer en Miami aun si uno es jugador profesional de pelota y Venezolano. Dicho sea de paso, no la tengo cogida con Miami, estoy casi completamente segura que de haber sido el director de los Yankees de Nueva York o de los Cubs de Chicago le hubiera pasado lo mismo, el tema es que tratándose de Cuba en Miami siempre el escándalo es mayor.

Recientemente conocí a personas que bajo circunstancias habituales nunca hubiera tenido razón de tratar, pero las circunstancias nos juntaron. Somos tan distintos como el aceite y el agua, sin embargo debido a que de manera espontanea decidimos dejar la intolerancia a un lado, nos encontramos hallando soluciones bi-politicas, bi-partidistas, bi- cubanas, para resolver la realidad en la que llevamos tanto tiempo viviendo, una realidad que de una u otra forma nos ha definido. Básicamente, si naciste en la isla antes o después de 1959 y nunca has abandonado el país ni has tenido la intención de hacerlo, eres por definición un comunista y bueno o malo dependiendo del grado de tolerancia. La otra cara de esa misma moneda es  que si naciste antes o después de 1959 y vives en los EEUU, quedas automáticamente y por definición ubicado en el extremo contrario, en ambos casos una definición sustentada en la intolerancia y el odio, y le pido al lector que me perdone, pero sustentada en la estupidez.  

Los cubanos, los que gozan de sentido común, a cualquier lado del estrecho de la Florida son iguales a cualquier otro isleño, no se nos define fácilmente. De manera espontanea pasamos de marea baja a pleamar, nos movemos al ritmo de las fases de la luna, no se nos puede circunscribir a ninguna definición preconcebida políticamente conveniente.

Lo único que hay de “definitorio” en nuestra realidad es que continuamos arrinconados en el extremo de la intolerancia. Al “hombre nuevo” de Senel Paz aun le queda mucho camino por andar.